Search
TOP
Viviendo en el autosabotaje – Conciencia por la vida
32664
post-template-default,single,single-post,postid-32664,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Viviendo en el autosabotaje

A continuación, contaremos la historia de Rick un empleado comprometido y sumamente perfeccionista de una empresa exitosa que después de algunas pruebas en donde su constancia y dedicación fueron clave de su éxito, fue promovido a un puesto muy alto en la gerencia, mismo que él estaba aspirando hace ya algún tiempo. Al momento de anunciar este logro, Rick se incomoda por las felicitaciones de sus compañeros de trabajo comentando que “solo fue suerte, coincidió que estaba en el lugar y momento correcto, otras personas son más inteligentes que yo” y tiene pensamientos acerca de “no poder cumplir con las expectativas que sus conocidos tienen de él a futuro” lo cual lo angustia todas las noches. Actualmente, y posterior a varias noches de no dormir bien debido a ideas angustiantes, Rick acude con un profesional de la salud mental a quien le cuenta de sus temores “No quiero que las personas puedan descubrir que no soy tan capaz como lo creen y a menudo tengo miedo de que pueda fallar y dudo si puedo seguir repitiendo los éxitos” …

¿Te ha pasado algo similar? Si tu respuesta fue SI, no te preocupes ya que la historia de Rick, así como los pensamientos que expresa, son verídicos y tristemente más del 70% de la población mundial los ha padecido en algún momento de sus vidas. ¿Qué es esta “pandemia mental” que ataca a 7 de cada 10 personas?

El síndrome del impostor es un fenómeno psicológico que se ha observado a lo largo de muchos años en la mayoría de las personas que se cuestionan y se autosabotean creyendo que sus logros fueron producto de la suerte, destino o incluso de otras personas y no de su trabajo, esfuerzo o capacidad; y por ende son afectados por pensamientos y miedo persistente de ser descubierto como un fraude y creerse “impostores” en su puesto o triunfo obtenido, por tal motivo suelen ser perfeccionistas, se someten a mucho estrés y predominará la inseguridad, siempre con la necesidad secreta de ser mejores en lo que hacen; sin embargo, al momento de no poder cumplir con estas metas perfeccionistas, los invade la ansiedad y depresión sintiéndose fracasados, abrumados y decepcionados de ellos mismos.

Si las características anteriores parecen que te están describiendo, primero no entres en pánico, como lo mencionamos es un fenómeno muy común que incluso personas famosas como actrices, científicos, entre otros lo han padecido, así que no estás solo.

Es necesario que aunado a la valoración que un profesional de la salud mental te pueda brindar, existen estrategias contra este fenómeno que pueda reducirlo; entre las más importantes se recomienda compartir tus sentimientos con los demás para disminuir la soledad, reflexionar los hechos y tomarse el tiempo para aplaudirte e internalizar tus éxitos, así como ajustar los estándares personales de tus metas centrándose en su progreso en lugar de la perfección. Por último, el escuchar lo que otras personas piensen de ti, aceptar tus capacidades y triunfos e incluso tener la confianza de compartir tus fracasos y adquiriéndolos como un aprendizaje para un futuro; será pieza clave para superar los sentimientos e inseguridades que este síndrome pueda alterar en cada una de las personas que lo padece y mejorar su calidad de vida.