Search
TOP
Vitaminas en la adolescencia – Conciencia por la vida
30274
post-template-default,single,single-post,postid-30274,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Vitaminas en la adolescencia

¿Qué son las vitaminas?
Las vitaminas son sustancias con funciones muy importantes para el organismo, necesarias en pequeñas cantidades, y que no se pueden producir en el cuerpo. Siendo preciso su aporte en la alimentación y/o diferentes fuentes.

¿Qué funciones tienen las vitaminas?
Cada vitamina tiene una función única e insustituible dentro del cuerpo. Si alguna falta no se podrá realizar cada función adecuadamente. Algunos ejemplos de funciones de las vitaminas son: favorecer la visión, promover un adecuado crecimiento, formación de huesos, prevenir infecciones, obtener energía, entre otras.

¿Por qué son importantes las vitaminas en la adolescencia?
Los adolescentes tienen una velocidad de crecimiento muy alta, por lo tanto, las necesidades nutricionales son mayores en energía, proteínas, minerales y por supuesto, vitaminas.

¿Qué hábitos son inadecuados para lograr un buen aporte de vitaminas en la adolescencia?
Existen diferentes hábitos alimenticios que pueden afectar un correcto aporte de vitaminas en los adolescentes, por ejemplo:

• Saltarse comidas, principalmente el desayuno.
• Realizar comidas fuera de casa.
• Tomar snacks, en especial dulces.
• Consumir comidas rápidas de bajo valor nutricional.
• Realizar dietas restrictivas y mal asesoradas.
• Seguir ejemplos inadecuados o modas mal fundamentadas.

¿Cómo lograr un correcto consumo de vitaminas en la adolescencia?

  1. Principalmente con una dieta adecuada, equilibrada y suficiente para las necesidades de las y los adolescentes.
  2. Evitando el consumo de alcohol o tabaco.
  3. Tener revisiones con profesionales de la salud para asegurar un consumo adecuado de vitaminas, y evitar carencias.

 

 

Referencias

Mónica Pérez Ríos, Alberto Ruano. Vitaminas y salud. Vol. 23. Núm. 8. Disponible en:
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-vitaminas-salud-13065403

I. Vitoria Miñana, P. Correcher Medina, J. Dalmau Serra. La nutrición del adolescente. Revista de Formación Continuada de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia. Adolescere 2016; IV (3): 6-18. Disponible en: https://www.adolescenciasema.org/ficheros/REVISTA%20ADOLESCERE/vol4num3-2016/06_la_nutricion_del_adolescente.pdf