Search
TOP
Terceros molares (muelas del juicio) - Conciencia por la vida
19177
post-template-default,single,single-post,postid-19177,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Terceros molares (muelas del juicio)

¡En teoría, con la edad llega el buen juicio!

La boca es una cavidad que a lo largo de nuestra vida pasa por muchos cambios, un acontecimiento que no podemos dejar de mencionar y que tiene lugar entre los 17 y 21 años, es la aparición de los terceros molares comúnmente llamados muelas del juicio, debido a que aparecen en una edad donde se supone debería entrar la madurez.

Cuando las muelas del juicio salen de manera correcta pueden ayudarte a masticar mejor.

Pero si al erupcionar o salir te causan problemas como: Dolor, inflamación, rigidez en la mandíbula al abrir la boca e infección, puede deberse a que no existe el suficiente espacio para que estas puedan emerger de manera completa, o que el espacio se encuentra tan limitado que se quedan atrapadas en el interior del hueso.

¿Cuáles son las consecuencias de presentar una erupción dental incorrecta?

  • Muelas del juicio que no salen en una posición correcta o adecuada, pueden facilitar que la comida se quede atrapada, dificultando la higiene de manera correcta y esto dará oportunidad a que se formen caries.
  • Muelas del juicio que no tienen espacio o sitio para salir, pueden ocasionar que los dientes vecinos se apiñen (se junten o se aprieten).
  • Muelas del juicio que salen de manera parcial pueden dar oportunidad a que las bacterias de la boca entren en las encías, formando infecciones que pueden ocasionar: dolor, sangrado, inflamación y dificultad para abrir la boca.
  • Muelas del juicio que se quedan incrustadas permanentemente en el hueso sin erupcionar, pueden ser tomadas por el cuerpo como un agente extraño formando un quiste en o cerca de la muela impactada. Y esto dañará las raíces de los dientes adyacentes, incluso puede dañar el hueso que sujeta los

¿Cuándo debes quitarte o extraer las muelas del juicio?

En realidad, cada persona es diferente y antes de tomar una decisión, tu dentista llevará a cabo un examen de exploración y te realizará algunas radiografías, pero de manera general las muelas del juicio deben quitarse cuando ocasionen problemas tales como:

  • Dolor
  • Infección
  • Inflamación en la zona posterior de la boca
  • Quistes
  • Daño a dientes adyacentes
  • Caries (donde ya no sea posible restaurar la muela)
  • Como recomendación por parte del odontólogo previo a un tratamiento de frenos (ortodoncia) u otro procedimiento dental que así lo requiera.

¿Quién puede realizar este procedimiento?

Tú odontólogo general puede estar capacitado para realizar una cirugía de tercer molar, es decir, retirar o extraer las muelas del juicio o en su defecto te pondrá en manos de un cirujano bucal o maxilofacial.

¿En qué consiste la extracción de la muela del juicio?

En realidad, este procedimiento se realiza bajo anestesia local para que no sientas dolor alguno durante la intervención. El cirujano realizará una pequeña incisión en tu encía, puede que quite un poco de tu hueso para llegar a la muela y extraerla. Te dará algunas indicaciones después de terminado el procedimiento y tendrás que tomar algunos medicamentos para que te recuperes sin ninguna molestia.