Search
TOP
TATUAJES EN EL PALADAR. – Conciencia por la vida
32640
post-template-default,single,single-post,postid-32640,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

TATUAJES EN EL PALADAR.

A pesar de que los tatuajes llevan miles de años entre nosotros, la innovación y ocurrencia al momento de grabarse dibujos en el cuerpo no deja de sorprender.

Hace poco tiempo se popularizaron los tatuajes en la parte interna del labio inferior.  Sin embargo, ahora se pusieron de moda en un lugar aún más complicado: el paladar.

Esta es una nueva tendencia originada en Europa y consiste en tatuar el techo de la cavidad oral o paladar con algún dibujo simple o divertido. Quienes lo realizan utilizan una técnica en la que sólo se utiliza tinta y una aguja que se empuja de manera manual. Esto se debe a que el espacio en la boca es notablemente reducido, por lo que resulta más cómodo para el tatuador como para el cliente el empleo de un método más manejable y delicado.  Es necesaria cierta destreza en el tatuador, pues la visibilidad es muy limitada y la boca no es un área precisamente fácil de trabajar.

El dolor depende de cada persona, pero quienes se han realizado tatuajes en el paladar afirman que, dentro de las molestias, está el hecho de tener la boca abierta por un largo tiempo.

Los tatuajes que se realizan en el paladar se caracterizan por ser de monocromáticos y pequeños, son extremadamente discretos y prácticamente invisibles, pues la única forma de verlos es abriendo la boca y mostrando el paladar. Pero esta es una práctica poco común, un tanto excéntrica y riesgosa.

 

Riesgos de tatuajes en boca.

  • Además del dolor que resulta ser diferente en cada persona, los tatuajes pueden ocasionar infecciones e inflamación, ya que la boca es una zona anatómica donde encontramos un gran número de bacterias de manera habitual, mismas que podrían ocasionar el desarrollo de un proceso infeccioso.

 

  • Alergias a los colores de las tintas; en especial el rojo, amarillo y azul. Es otra de las complicaciones que se pueden presentar a la hora de realizarse un tatuaje.

 

  • Si el equipo que se utiliza para realizar el tatuaje está contaminado, se puede llegar a contraer enfermedades tales como: Hepatitis B, Hepatitis C, Tétanos y VIH entre otras.
  • Irritación en la zona del tatuaje, especialmente al ingerir alimentos calientes, picantes, ácidos, al fumar y /o ingerir alcohol.

Para tener una salud bucal impecable y una hermosa sonrisa no hace falta un tatuaje oral, sino una dentadura sana, mediante la higiene y los hábitos de limpieza, como el cepillado tres veces al día, el uso de hilo dental y enjuagues especializados.

Antes de realizarse algún tatuaje en boca consulte a su odontólogo, es el especialista indicado para resolver todas sus dudas.