Search
TOP
SOBREPESO Y OBESIDAD – Conciencia por la vida
31579
post-template-default,single,single-post,postid-31579,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

SOBREPESO Y OBESIDAD

Estas son condiciones en las que en muy pocas ocasiones las clasificamos o pensamos que son: ENFERMEDADES. En la mayoría de los casos se consideran como una condición “normal” de nuestro cuerpo; por ejemplo: soy de hueso ancho, o incluso se tiene la creencia que son más saludables las personas que son gorditas.

Sin embargo, actualmente se sabe que tanto el sobrepeso como la obesidad son 2 enfermedades. Ya que causan que el cuerpo no funcione adecuadamente, además; aumentan el riesgo de padecer otras enfermedades como la hipertensión y la diabetes, sin dejar de lado que son síntomas de enfermedades metabólicas como el hipotiroidismo. Así que, como puedes ver, no son tan inofensivas como parecen.

Y en este punto nos preguntamos ¿Cómo es posible que la obesidad o el sobrepeso sean una enfermedad? Yo siempre he sido gordita y no me siento mal.

Pues bien, estas enfermedades pasan desapercibidas en la mayoría de las ocasiones debido a que se desarrollan lentamente, de tal manera, que las lesiones que van causando no son perceptibles por nosotros, debido a que nuestro cuerpo se va “acostumbrando” y empieza a considerarlos normales, por lo que no sentimos molestia alguna.

De cualquier manera y ante la falta de atención la consecuencia de “me siento bien” es el daño que se sigue acumulando causando a largo plazo diversos problemas de salud, que parecieran ocasionados por otros factores, por ejemplo; las enfermedades pulmonares o cardiacas, que a simple vista no parecen tener nada que ver con la obesidad.

Y no obstante, hoy en día se sabe que se relacionan de manera muy cercana. Provocando un deterioro acelerado de nuestro cuerpo.

Entonces ¿Qué puedo hacer?

Para mantener un peso saludable, es necesario llevar un estilo de vida equilibrado, aprender a comer sano es el primer paso, para lo que te recomiendo te acerques a un nutriólogo que es el experto en esta materia y acompañarlo de ejercicio aeróbico, esto te permitirá mantenerte en forma y así podrás evitar enfermedades y complicaciones asociadas a la obesidad.

Si te queda alguna duda acércate a tu médico o nutriólogo, quienes podrán darte una asesoría más personalizada.
Hasta la próxima