Search
TOP
Resfriado común – Siegfried Rhein
15669
post-template-default,single,single-post,postid-15669,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Resfriado común

El resfriado es una enfermedad muy frecuente que generalmente se presenta de diversas formas como: dolor de garganta, congestión, aumento de la secreción nasal, estornudos y tos. En promedio los niños padecen de seis a ocho resfriados por año y los adultos de dos a cuatro. El resfriado común es causado por un tipo de virus, aunque más de 200 virus han podido ser implicados. En general no es una enfermedad grave y con frecuencia se resuelve por sí sola en una a dos semanas, aunque hay ocasiones en que puede causar malestar considerable y por lo tanto ausentismo laboral o escolar.

El resfriado común se contagia fácilmente si se tiene contacto con personas enfermas de resfrío y estas estornudan o tosen liberando pequeñas gotas de saliva, o bien, se limpian la nariz y con las manos contaminadas tocan objetos. Las personas que tienen resfriado pueden causar más contagios en los primeros dos o tres días de que iniciaron el resfrío pero la mayoría de los casos ya no son contagiosos después de la primera semana.

Existen medidas que ayudan a disminuir las probabilidades de ser contagiado o contagiar un resfriado común:

  1. Mantener las manos siempre limpias, sobre todo, después de sonarse la nariz, y antes de comer o preparar alimentos.
  2. Desinfectar el ambiente. Limpiando las superficies de contacto común (como manijas de lavamanos, puertas, etc.) con un desinfectante.
  3. Seleccionar guarderías que tengan un menor número de integrantes.
  4. Usar desinfectantes de gel para las manos, esto detiene la propagación de virus.
  5. Utilizar pañuelos desechables en lugar de pañuelos de tela.

También debemos ayudar a combatir la enfermedad reforzando nuestro sistema de defensa, a través de medidas, como: evitar el tabaquismo pasivo, usar antibióticos solo si se necesitan, amamantar a los bebés para transmitirles protección, evitar corrientes de aire frío, tomar muchos líquidos, tomar yogurth o complementos que favorezcan la flora bacteriana, ya que los probióticos pueden ayudar a prevenir los resfriados.

La mayoría de los resfriados desaparecen en unos días, pero en muchos casos los medicamentos para tratar los resfriados y tos pueden ayudar a que la persona con resfriado se sienta mejor y se restablezca más rápido. Siempre es importante acudir al médico cuando se presente dificultad para respirar o en caso de que empeore el malestar o no mejore el resfrío.