Search
TOP
¿Qué es Vaginosis bacteriana? – Conciencia por la vida
17495
post-template-default,single,single-post,postid-17495,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

¿Qué es Vaginosis bacteriana?

Es una infección que se presenta en la vagina; la vagina de manera natural tiene bacterias buenas y malas, cuando el equilibrio entre estas bacterias se rompe se propicia un crecimiento de bacterias malas que alteran la salud vaginal y como consecuencia una infección.

La principal causante de este desequilibrio es la bacteria Gardnerella vaginalis; si bien la causa específica de la Vaginosis no se comprende completamente, si hay ciertas actividades que propician este desequilibrio, entre las actividades que pueden desencadenar esta infección encontramos: mantener relaciones sexuales sin protección y con múltiples parejas, lavados vaginales con frecuencia así como una deficiente higiene de la zona, el uso de productos químicos que alteran el pH como shampoos vaginales y desodorantes, ropa interior muy ajustada y de mala calidad, orinar en lugares públicos no higiénicos.

Las mujeres en edad fértil tienen más probabilidades de desarrollar vaginosis bacteriana; sin embargo, esta infección puede afectar a mujeres de cualquier edad.

Lo que llegan a comentar las pacientes que presentan vaginosis es, ardor al orinar, comezón vaginal, un fuerte olor a pescado y un flujo vaginal delgado que puede ser de color gris, blanco o inclusive verde.

¿Cuáles son las complicaciones de la Vaginosis?

Por lo general no causa complicaciones, sin embargo, si se presenta en una mujer embarazada, puede ser causa de un parto prematuro o un bebé con bajo peso al nacer, de igual manera, como la vagina se encuentra debilitada, puede ser más propensa a infecciones de transmisión sexual como Clamidia, Gonorrea, Herpes simple o hasta VIH; otra complicación puede ser la Enfermedad Inflamatoria Pélvica, es decir, las bacterias suben por todo el tracto genital hasta llegar al ovario o las trompas de Falopio, causando otra infección y así aumentando el riesgo de esterilidad.

¿Cómo prevenir la vaginosis?

Para prevenir la aparición de una Vaginosis es recomendable evitar relaciones sexuales sin protección, tener una sola pareja sexual, evitar los lavados vaginales con shampoos que modifiquen drásticamente el pH, evitar el uso de desodorantes, tampones en caso de no ser necesario, toallas sanitarias perfumadas así como evitar irritar la vagina de manera continua.

¿Cuándo consultar al médico?

Se recomienda una visita cuando ya se han tenido infecciones vaginales previamente, cuando el color y consistencia del flujo es anormal, si se presenta fiebre, y si ha habido automedicado para tratar la infección y esta no ha remitido.