Search
TOP
¿Qué es la inflamación? - Conciencia por la vida
24240
post-template-default,single,single-post,postid-24240,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es la reacción del cuerpo frente a alguna agresión.

Todos hemos tenido la experiencia que tras un golpe la zona lastimada se hincha, enrojece, duele y está más caliente, razón por lo cual, la inflamación se ha visto como algo negativo. Esto se debe a que su aparición se asocia siempre a agresiones de diversos tipos y se acompaña de limitaciones funcionales de las zonas afectadas; sin embargo, la realidad es que la inflamación es una respuesta de defensa de nuestro cuerpo que tiene como fin eliminar el daño que generó la agresión y es la base de toda acción reparadora del organismo.

¿Por qué ocurre la Inflamación?

La inflamación puede ser producida por traumatismos, por microbios que entran a nuestro cuerpo, por sustancias o por alteraciones del sistema de defensa. En todas estas situaciones la inflamación es la defensa que tiene nuestro cuerpo.

 

¿Qué sucede en la inflamación?

Como cuando se establece la defensa frente a una agresión en la comunidad, se adoptan medidas que establecen la ruta de llegada de algún cuerpo defensivo como los bomberos, la policía, etc., se les abre paso, para que neutralicen al agresor y, después se inicia la reparación del daño causado. De igual forma sucede en el organismo cuando hay una agresión, se disparan señales en las partes afectadas que atraen a todos los elementos necesarios para la defensa y reparación del órgano afectado. Estos cambios producen en la zona lesionada hinchazón, dolor, enrojecimiento, aumento de la temperatura local y pérdida de la función.

Si la intensidad de la respuesta inflamatoria es adecuada, el daño se controlará, se detendrá la inflamación y se llegará a la curación. Pero si la respuesta es insuficiente, la enfermedad continuará, haciéndose duradera o crónica y, en cualquier caso, no se podrá iniciar la reparación de los daños. Y si la inflamación es excesiva, la propia respuesta generará más daño.

La prevención de la inflamación.

Es importante identificar al agresor que causa la inflamación para eliminarlo o controlarlo, ya que la inflamación una vez producida, debe hacer su tarea de defensa.

 

¿Cuándo se debe acudir al Médico?

Por todo lo mencionado anteriormente, lo recomendable ante la inflamación dependerá de la situación:

Hay que respetarla, si es adecuada,

Hay que frenarla si es excesiva o innecesaria,

Y en tercer caso, hay que fomentarla o activarla si es escasa.

En cualquiera de los casos, debe acudirse al médico para que elimine la posible causa de la inflamación y la trate de forma adecuada.