Search
TOP
¿Qué es la Artritis Reumatoide? – Conciencia por la vida
15663
post-template-default,single,single-post,postid-15663,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

¿Qué es la Artritis Reumatoide?

¿Qué es?

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta principalmente las articulaciones, sin embargo, en algunas personas ésta enfermedad también puede dañar piel, ojos, pulmones, corazón y vasos sanguíneos.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que se produce cuando el sistema inmunológico ataca por error el revestimiento de las articulaciones, lo que produce una inflamación dolorosa que llega a causar destrucción y deformidad de las articulaciones y los huesos, dificultando el uso de las mismas y llevando al paciente a la incapacidad física.

Los pacientes con artritis reumatoide generalmente presentan dolor en las articulaciones que se encuentran inflamadas, las sienten rígidaz generalmente por la mañana y en ocasiones también presentan fiebre, fatiga y pérdida de peso. Al inicio de la enfermedad las articulaciones que se afectan son las más pequeñas y alejadas de nuestro tronco, como las de los dedos de manos y pies y de manera bilateral, a medida en que la enfermedad avanza, las articulaciones que después se afectan son las de muñecas, rodillas, tobillos, codos, etc.

Causas

Hasta ahora, la medicina solo ha propuesto diferentes teorías del cómo se origina esta enfermedad, pero sí ha podido dar evidencia de que hay un componente genético que la desencadena. Si bien los genes no provocan realmente la artritis reumatoide, si pueden hacer que la persona sea más propensa a factores ambientales —tales como alguna infección por determinados virus o bacterias—, y por ello pueda expresarse con mayor facilidad la enfermedad.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de artritis reumatoide son los siguientes:

  • Sexo: Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de padecer artritis reumatoide y se desconoce el porqué.
  • Edad: La artritis reumatoide puede presentarse a cualquier edad, pero suele comenzar entre los 40 y los 60 años de edad.
  • Antecedentes familiares: Si un miembro de la familia tiene artritis reumatoide, se podría presentar un riesgo mayor de padecer la enfermedad.
  • Tabaquismo: Fumar aumenta el riesgo de presentar artritis reumatoide, particularmente si se tiene una predisposición genética para desarrollarla.

Prevención

La artritis reumatoide no se puede prevenir, pero si existen recomendaciones útiles que pueden retardar la progresión de la enfermedad, como:

  • Evitar lesiones en las articulaciones.
  • Procurar no realizar movimientos repetitivos que desgasten o fatiguen la articulación.
  • Fortalecer los músculos que rodean las articulaciones, a través de ejercicios específicos.
  • Mantener un estricto control de visitas médicas que evalúen el estado general del paciente.

La mejor manera de poder prevenir y limitar el daño causado en las articulaciones por la artritis reumatoide es acudiendo con un especialista o médico de confianza para que valore de manera integral el estado de salud, realice el diagnóstico e indique el tratamiento adecuado; actualmente existen terapias farmacológicas que controlan y disminuyen la inflamación y el dolor, así como la expresión y progresión de la enfermedad.

Es importante realizar revisiones médicas para obtener la guía necesaria y el tratamiento oportuno que evitará las complicaciones e incapacidad física que suele desencadenar esta enfermedad.