Search
TOP
PREVENCIÓN DE CARIES EN NIÑOS - Conciencia por la vida
17713
post-template-default,single,single-post,postid-17713,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

PREVENCIÓN DE CARIES EN NIÑOS

Es importante saber que la caries dental es un proceso infeccioso muy común entre la población de todas las edades, se ha demostrado que más del 95% de la población mundial la padece y que el 30% de todas las lesiones cariosas, se originan en puntos y fisuras que forman parte de los dientes.

En la actualidad una de las mejores medidas preventivas para evitar la caries dental en los niños son los selladores de fosetas y fisuras, tratamiento que junto con la aplicación tópica de flúor, una correcta higiene bucodental y el control en alimentos ricos en altas cantidades de azúcar; representan alternativas sencillas, económicas y fáciles de aceptar por parte de los pacientes.

¿Qué son los Selladores de fosetas y fisuras?

Los selladores son materiales fluidos que se colocan en las fosas y fisuras de las muelas, actuando como una barrera física que evita el acceso o entrada de bacterias que dañan los dientes. Los selladores reducen el riesgo de caries en estas zonas susceptibles, y su colocación en niños y adolescentes ha demostrado una reducción en la incidencia de caries del 86% después de un año. No es un sustituto del cepillo y el hilo dental, pero puede ayudar a prevenir que se formen caries.

Los selladores tienen 2 efectos preventivos fundamentales:

  • Actuar como una barrera física que impide la entrada de bacterias y restos de alimentos a los surcos de las muela
  • Facilitar la limpieza con el cepillado dental.

Para la colocación de los selladores es imprescindible que las muelas estén completamente erupcionadas, que no presenten caries y que su posición en boca sea adecuada para ver bien su anatomía.

¿En qué casos se contraindica la aplicación de selladores?

  • En muelas con caries en fosetas y fisuras.
  • En pacientes con caries entre los dientes
  • Si existe caries en otras superficies del mismo diente
  • Cuando por algún motivo el comportamiento del paciente no permite aplicar el sellador

¿Cómo se aplican los selladores?

Es un proceso rápido e indoloro en el cual:

  • El dentista limpiará y secará los muelas antes de colocar un gel ácido sobre estos.
  • Este gel provoca la formación de poros a modo de retención para que se forme una fuerte unión entre el diente y el sellador.
  • Después de unos segundos, el odontólogo enjuagará el gel y secará la superficie dental una vez más,  antes de aplicar el sellador dentro de las ranuras de los molares.
  • Entonces tu dentista usará una luz especial de color azul que endurecerá el sellador.

¿Tienen algún efecto secundario?

Con la excepción de alguna alergia que pueda existir por parte del paciente, los selladores no tienen ningún efecto secundario conocido.

¿Cuánto tiempo duran los selladores?

Los selladores a menudo pueden durar varios años antes de ser cambiados. Durante las revisiones periódicas, el Odontólogo podrá observar en qué condiciones está el sellador y puede reaplicarlo cuando sea necesario.

Según la ADA (Asociación Dental Americana), los selladores son una medida eficaz para el control de la caries.

Los adultos que no tienen caries o deterioro en sus molares también pueden recibir selladores, previo a una revisión e indicación por parte del Odontólogo.

Es importante acudir con tu Odontólogo de confianza, por lo menos 2 veces al año para una limpieza y revisión dental.