Search
TOP
¿POR QUÉ LOS PACIENTES CON ASMA PUEDEN DESARROLLAR COVID-19 DE MAYOR GRAVEDAD? – Conciencia por la vida
27300
post-template-default,single,single-post,postid-27300,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

¿POR QUÉ LOS PACIENTES CON ASMA PUEDEN DESARROLLAR COVID-19 DE MAYOR GRAVEDAD?

Definición del asma.
El asma es una enfermedad respiratoria de larga duración que puede ser muy grave y altera la calidad de vida de las personas. Afecta a cualquier tipo de individuo, independientemente de la raza, edad, si es hombre o mujer, condición socioeconómica y lugar o territorio donde viva. Se calcula que el asma afecta a 300 millones de personas en todo el mundo y en México se estima que un 7% de la población la padece.

¿Cómo se presenta el asma?
En el asma se presenta respiración con ruidos o silbidos, falta de aire, sensación de opresión en el pecho y tos que varían con el tiempo en su aparición, frecuencia e intensidad. Estos malestares se asocian a una dificultad para expulsar aire fuera de los pulmones debido a que los bronquios se cierran, y también a un aumento de la mucosidad que se produce en las vías respiratorias.
Los factores que pueden desencadenar o empeorar los síntomas del asma incluyen infecciones virales, como el resfriado, la gripe común, y a ellas se suma la infección causada por el nuevo coronavirus de la actual pandemia de COVID-19. Otros factores son los alérgenos, el humo del tabaco, el ejercicio y el estrés.

Las crisis asmáticas y la relación que tienen con la pandemia por COVID-19.
Como ya mencionamos, en el asma se presenta cierre de los bronquios, lo cual dificulta o incluso impide la respiración, además son personas que tienen alterado su sistema de defensa, por lo que hace si existe algún factor que agrave la enfermedad, se presenten crisis también conocidas como exacerbaciones del asma, que son un empeoramiento repentino o agudo de los problemas que presenta la persona asmática, donde además habrá alteración de la función pulmonar con respecto al estado habitual del paciente.

Las exacerbaciones son más comunes y más graves cuando el asma no está controlada o bien, en algunos pacientes de alto riesgo, por ejemplo, mayor edad. Las crisis pueden ocurrir incluso en personas que toman el tratamiento para el asma, por lo que todos los pacientes, y más durante esta época de pandemia, deben saber qué hacer, debido a que el Asma forma parte de los padecimientos que favorecen el agravamiento de la enfermedad por COVID-19, motivo por el que se deben tener en consideración ciertas recomendaciones.

Recomendaciones para el paciente asmático en época de pandemia.
Las personas que padecen asma no deben suspender su medicación, ya sea para dar mantenimiento al asma o para controlar una crisis, es decir, debe seguir utilizando su tratamiento.
Si la persona no padece de COVID-19 y necesita aplicarse una nebulización en casa, no existe ningún impedimento para hacerlo o trato especial, más que el que siempre ha llevado a cabo la persona con asma. Los pacientes deben estar perfectamente controlados de su Asma, ya que si suspenden sus tratamientos se puede complicar la enfermedad y seguramente caerán en una crisis que puede ser peligrosa.
Se deben tener en cuenta los signos de alarma en caso de que se contagie por el nuevo coronavirus, y definitivamente no se debe suspender el tratamiento de base, ya sea con inhaladores o con nebulización si es prescrita por su médico.
También se debe tener resguardo en casa, por lo menos de un mes de tratamiento para su Asma, ya que son pacientes de mayor riesgo. Extremar precauciones de higiene, distancia, y aún con los familiares dentro de casa, es importante cuidar la sana distancia, recordando que el virus del COVID-19 puede contagiarse si no se tiene suficiente distanciamiento y no se cuida la higiene de manos y superficies. Es importante considerar que en el caso de los niños y adultos asmáticos se deben extremar las precauciones, ya que, si llegaran a contraer una infección respiratoria, pueden presentar crisis de asma u otras complicaciones.