Search
TOP
Mordeduras de Animales – Conciencia por la vida
17115
post-template-default,single,single-post,postid-17115,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Mordeduras de Animales

Las heridas producidas por animales son bastante frecuentes, como los arañazos, pero principalmente son las mordeduras un importante problema de salud pública para niños y adultos en todo el mundo, debido a que pueden causar una grave infección por las bacterias presentes en la boca del animal, sin embargo, atenderlas de forma rápida y eficaz, evita complicaciones en la salud. Por ejemplo las mordeduras de perro son responsables de decenas de millones de lesiones cada año y los niños son quienes corren mayor riesgo.

¿Qué especies animales son las que comúnmente pudieran morder?

Los seres humanos pueden sufrir mordeduras por un gran número de especies animales; las más importantes son las causadas por perros, gatos, arañas, serpientes y ratas.

¿Por qué se dan las mordeduras?

Los animales salvajes suelen huir de las personas, sin embargo, pueden atacar si están enfermos, o si se sienten amenazados, o también si protegen a sus crías o su territorio. Los ataques de mascotas son los más comunes y las mordeduras de animales rara vez ponen en peligro la vida, pero si se infectan pueden ocasionar problemas médicos graves.

¿Por qué es importante tratar una mordida de animal?

Las mordeduras de animales son una de las causas más importantes de consulta y mortalidad en todo el mundo. Una mordida de un animal infectado puede causar fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, salpullido en la piel (principalmente en brazos y piernas), dolor muscular, vómitos, diarrea, convulsiones, babeo, parálisis y si no se cuida y trata oportunamente, se puede complicar como una infección en sangre, corazón, cerebro, pulmones, o bien, se puede llenar de pus.

¿Quiénes son los más afectados?

Los niños son las principales víctimas. El riesgo de sufrir una mordedura en la cabeza o el cuello es mayor en los niños que en adultos, esto complica la lesión.

Las mordeduras de perro representan más del 50% de las lesiones causadas por los animales. Las mordeduras de mono y serpientes representan un riesgo importante, ya que son la segunda causa más común de mordeduras de animal en la población. Los agricultores, mujeres y niños son los grupos que con mayor frecuencia sufren mordeduras de serpiente. Las mujeres adultas presentan la mayor incidencia de mordeduras de gato, siendo los arañazos los más comunes en menores de 20 años.

¿Cómo prevenir las mordeduras?

  • No acercarse a los perros callejeros y nunca dejar sin supervisión a un niño cerca de un perro o gato.
  • Nunca acaricie, moleste, manipule o alimente animales desconocidos.
  • En el caso de los turistas, se deben evitar las zonas de hierbas altas; usar zapatos o botas para protegerse y pantalones largos en zonas boscosas, selvas, desierto y regiones donde se sospeche que puede haber serpientes o animales salvajes.
  • En el hogar, se deben guardar los alimentos en recipientes a prueba de roedores, separar las camas del suelo, colocar mosquiteros, y no acumular alimentos debajo de la cama.
  • Si no ha recibido la vacuna contra el tétanos, hágalo con un refuerzo, lo conveniente es hacerlo cada 5 o 10 años, dependiendo la zona de riesgo en donde viva.
  • Si es dueño de perros, hámster o gatos, es importante vacunarlos, en el mes de marzo hay una semana de vacunación y es gratuita.

¿Qué hacer en caso de ser mordido por un animal?

Lo primero es limpiar la herida con agua y jabón y acudir urgentemente con el médico o clínica más cercana.

Recuerda. Las mordeduras de animales e incluso de humanos pueden  provocar lesiones menores (como un rasguño), hay que tener presente que la boca de cualquier especie es el sitio más contaminado, por lo que siempre es importante acudir al médico o a la unidad clínica más cercana, con el objetivo de evitar que se infecte la herida y se pueda complicar.