Search
TOP
LATIGAZO CERVICAL - Conciencia por la vida
18287
post-template-default,single,single-post,postid-18287,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

LATIGAZO CERVICAL

La primera causa de lesiones en columna y cuello son los traumatismos producto de incidentes automovilísticos, estas lesiones son ocasionadas por el mecanismo de aceleración-desaceleración que se produce en cuello y espalda al momento de un percance.

El término “latigazo cervical” se utiliza para describir la lesión fuerte de uno o más elementos de la región del cuello. Esta lesión se produce por la hiperflexión e hiperextensión del cuello de una manera demasiado brusca. ¿Pero, qué es lo que físicamente sucede? Bueno, cuando se está dentro del auto y éste se encuentra detenido, la musculatura del cuello se mantiene relajada; en el momento de un impacto, el vehículo se ve acelerado hacia delante y seguido de unos milisegundos después el cuerpo sufre un movimiento donde el cuello y los hombros del lesionado se desplazan hacia el frente desde el asiento del automóvil; por lo que durante el impacto, no existe nada que contenga la cabeza y cuello, provocando que en el momento de un choque, el peso de la cabeza aumente, es decir, en estado de relajación la cabeza pesa aproximadamente 8 kg, pero durante un impacto, la aceleración y desaceleración hace que aumente su peso a 50 kg o más, por lo tanto, no es de extrañar que ante tal magnitud de inercia, el cuello cargue todo el peso y esto tenga consecuencias. También se puede presentar por lesiones deportivas o caídas de altura.

Las características que aparecen después de un latigazo cervical comúnmente son:

Dolor en la región del cuello, que se refiere a la zona de la nuca y que aparece inmediatamente o en pocas horas después del incidente, y se caracteriza por ser un dolor intenso y que aumenta con los movimientos; en ocasiones el dolor se puede irradiar hacia la cabeza, los hombros y las extremidades superiores. Adicionalmente puede existir limitación en el movimiento, dolor en la parte de atrás de la cabeza cerca del cuello que se extiende hacia la parte superior,  contracturas musculares en el cuello y parte superior de los hombros que se acompañan de dolor, y las cuales se irradian hacia los brazos. Y en ocasiones se puede presentar mareos, vértigo, alteraciones visuales, debilidad, sensación de hormigueo o entumecimiento en manos y hombros, e incluso hay quienes presentan dificultad para la concentración, insomnio, ansiedad y depresión.

El tratamiento oportuno y completo para este padecimiento nos lleva a dos situaciones: el dolor se resolverá en los primeros meses, o bien persistirá indefinidamente en casos de que lo dejemos de lado esperando que este se resuelva, razón por la cual siempre será necesario consultar al médico con el fin de que pueda brindar un tratamiento oportuno y así evitar futuras complicaciones.

Para la resolución positiva de este padecimiento, no solo va a depender del tratamiento, sino también de la colaboración del propio paciente.