Search
TOP
Intersexualidad, una variación completamente normal – Conciencia por la vida
31570
post-template-default,single,single-post,postid-31570,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Intersexualidad, una variación completamente normal

Al momento de nacer, se nos asigna un sexo legal de acuerdo a lo que el área médica observa entre nuestras piernas, con base a estos órganos sexuales, vulva o pene, se ajustan las expectativas culturales definidas para estos dos sexos.

La intersexualidad es una variación que ocurre en las personas dónde sus órganos sexuales externos e internos pueden corresponder en diferente grado a ambos sexos, hombre o mujer.

Ser intersexual quiere decir simplemente que se nace con una variación que ocurre de manera natural en los seres humanos, no es un problema médico.

Hay muchas maneras en las que alguien puede ser intersexual, algunas personas intersexuales tienen combinaciones de cromosomas, por ejemplo, XXY, que son diferentes a la XY (cromosomas asociados a ser hombre) o XX (cromosomas asociados a ser mujer), otras personas nacen con genitales externos u órganos sexuales externos que se ajustan a las categorías asociadas con mujer u hombre, pero sus órganos sexuales internos u hormonas no se ajustan.

La intersexualidad no siempre es inmediatamente evidente al momento de nacer, algunas personas pueden identificarse como intersexuales hasta la pubertad, o bien la persona puede vivir toda su vida sin descubrir que es intersexual.

¿Qué pasa cuando una persona nace intersexual?
La mayoría de las veces, cuando un bebé intersexual nace, su familia y el área médica deciden su sexo: mujer u hombre. Al mismo tiempo, deciden criarle según el género que se espera de ese sexo (por ejemplo, sexo mujer y género femenino), así mismo es muy común que al/la bebé se le hagan cirugías en los genitales/ órganos sexuales externos y que cuando crezca se le den hormonas para que se ajuste a las categorías masculino/femenino al pasar por la pubertad, sin embargo, hoy en día sabemos gracias al activismo liderado por las personas intersexuales que no debería hacerse ninguna cirugía innecesaria ni otras intervenciones médicas en bebés, niños y niñas, permitiéndoles así poder decidir por sí mismas cuando sean mayores si quieren o no recibir algún tratamiento médico.

¿Cómo acompañar a una persona que nace intersexual?
Lo mejor que puedes hacer es apoyarle y amarle por quien es durante su crecimiento y desarrollo, transitar el proceso junto con el área médica desde una perspectiva humanista centrada en la persona, así como brindarle los recursos terapéuticos necesarios durante las diferentes etapas de su vida.

¿Y si yo soy intersexual?
Recuerda que ser intersexual es completamente natural, siempre lo ha sido y hoy en día es de suma importancia visibilizarlo, buscar acompañamiento de tu red de apoyo, conocerte y conéctarte con otras personas intersexuales es un excelente inicio, así mismo, es de suma importancia consultar con tu médico(a) especialista en áreas como ginecología, urología y sexología para poder resolver todas las interrogantes que se puedan presentar durante este proceso.
Si no sabes por dónde empezar un buen lugar es Brújula Intersexual, organización voluntaria para personas intersexuales que promueve los derechos humanos y la autonomía corporal de las personas intersexuales en México y Latinoamérica en su conjunto, puedes consultarla desde su página web.