Search
TOP
Insuficiencia Cardiaca ¿Complicación de la Hipertensión? – Conciencia por la vida
16879
post-template-default,single,single-post,postid-16879,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Insuficiencia Cardiaca ¿Complicación de la Hipertensión?

Introducción:

En México actualmente se estima que más del 25% de la población padece Hipertensión Arterial, y solo la mitad de ellos tiene un control de la misma. La hipertensión Arterial es un aumento de la presión arterial, que solo tu médico puede diagnosticar y que muchas veces NO presenta síntomas, por ello en muchos casos pasa desapercibida y al no ser controlada, ocasiona que el músculo del corazón deba realizar un esfuerzo mayor para bombear la sangre al cuerpo, con el paso del tiempo esto genera que el corazón no sea capaz de realizar este bombeo adecuadamente provocando que la sangre no fluya de forma ordenada e inclusive se estanque, pudiendo hacerlo hasta en el mismo corazón, esta condición es considerada como Insuficiencia Cardiaca.

¿Qué es?

Debido a la gran cantidad de pacientes con Hipertensión Arterial es de gran importancia conocer una de sus complicaciones más graves y más comunes: LA INSUFICIENCIA CARDIACA. Esta es una enfermedad que una vez que se desarrolla se convierte en un padecimiento crónico, en donde recibir cura es tardío y por eso solo se controla; se caracteriza por una deficiencia en la capacidad del corazón para bombear sangre de manera efectiva al cuerpo. La sangre es la encargada de transportar los nutrientes y el oxígeno al cuerpo, por lo que se puede presentar molestias como la sensación de falta de aire, fatiga, debilidad, hinchazón de pies, sensación de que el corazón late muy rápido, respiración rápida y dolor en el pecho, que suelen ser muy leves al principio, pero con el paso del tiempo y sobre todo por la falta de un óptimo control pueden ir aumentando al grado de llegar a ser totalmente incapacitante.

Existen factores que pueden aumentar el riesgo de aparición de Insuficiencia cardiaca como consecuencia de la Hipertensión mal controlada, los más importantes, son: Los vasos sanguíneos pueden presentar placa de grasa en su interior (placas de ateroma), provocando que pierdan su flexibilidad y manteniéndose rígidos, por lo que el corazón requiere realizar mayor esfuerzo para bombear la sangre, esto a largo plazo genera que: El corazón no tenga la fuerza suficiente para realizar esta tarea, por otro lado, su capacidad para recibir sangre se disminuye por lo que requiere latir más rápido, que sumando al mayor esfuerzo para bombear la misma cantidad de sangre, a largo plazo el corazón sufre fatiga crónica que lleva a desenlaces fatales.

¿Cuándo debo ir al médico?

Como casi siempre la insuficiencia cardiaca es secundaria a padecer hipertensión arterial, lo más importante es su control adecuado, por lo que: si sabes que tienes hipertensión arterial o tienes familiares directos que la padezcan, es importante que visites a tu médico, solo él puede realizar un diagnóstico acertado, y establecer un óptimo control de la enfermedad que evitará el desarrollo de Insuficiencia Cardiaca que en muchos pacientes suele ser una complicación común debido a un mal control a largo plazo en las cifras de su tensión arterial. Recuerda que es una enfermedad que rara vez presenta síntomas en sus etapas iniciales, por lo que es recomendable acudir a tu médico una vez año, para descubrir cualquier enfermedad a tiempo, sobre todo si sobrepasas los cuarenta años, esta es una edad clave para poner mayor atención en el estado de tu salud.

¿Cómo puedo evitar está enfermedad?

Como en todas las enfermedades crónicas lo más importante son los cambios sostenidos en el estilo de vida, realizar ejercicio, tener una alimentación saludable y sobre todo baja en sal, mantener un peso adecuado y evitar el consumo excesivo de tabaco y alcohol, con todo esto lograrás que la aparición de hipertensión y sus complicaciones sean posibles. Es importante considerar que siempre el adecuado apego a los tratamientos que te indique tu médico también será parte importante del control en el manejo de cualquier enfermedad.