Search
TOP
HERPES LABIAL - Conciencia por la vida
21481
post-template-default,single,single-post,postid-21481,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

HERPES LABIAL

El herpes labial mejor conocido como “fuego labial”, es una infección que se contagia de manera muy fácil y rápida, la cual debe ser atendida profesionalmente durante las primeras horas en que se manifiesta y nunca auto medicarse ni colocar remedios caseros.

Cuando el herpes labial se presenta por primera vez se puede haber  fiebre y malestar. Posteriormente aparecen lesiones sobre los labios o alrededor de ellos, de color rojizo que ocasionan dolor, picazón y sensación quemante, de ahí el nombre coloquial de “fuego” o “fogazo”. Estas lesiones evolucionan hasta formar unas pequeñas ampollas con líquido en su interior, que después de algún tiempo se secarán y formarán costras que suelen ser muy visibles y aparatosas; este proceso puede durar entre 7 y 15 días.

El Herpes labial es ocasionado por un virus, por lo que no tiene vida propia y necesita de un huésped para poder dividirse y causar daño, y  en este caso, es el ser humano. Una vez que se ha presentado un episodio de infección por Herpes, el virus permanece inactivo dentro de las células nerviosas del individuo, hasta que ciertos factores lo activen y se vuelva a dar un brote de herpes labial.

Un estudio realizado al 2016 reveló que cerca de dos terceras partes de la población mundial con menos de 50 años tienen Herpes Simple Tipo I y se calcula que en México cerca del 90% de la población son portadoras de virus del herpes simple tipo I, pero solamente un 30% lo llegan a desarrollar.

Para su prevención se recomienda no tener contacto directo con la persona afectada, es decir,  evitar besos, lavarse las manos frecuentemente, no compartir objetos personales como: cubiertos, pañuelos, toallas, labiales, vasos etc. Además de evitar la exposición solar excesiva y controlar el stress.

El cuidado personal, la higiene, el descanso y una alimentación sana, contribuirán a fortalecer el sistema inmunológico y a evitar posibles brotes.

Complicaciones:

  • El herpes labial a menudo puede propagarse a los dedos, en el caso de  los niños que succionan el pulgar,  pueden llevar la infección de la boca a los pulgares.
  • En algunas ocasiones el tocar las lesiones labiales y después tocar los ojos puede provocar que el virus cause  infección en los ojos
  • En las personas con un sistema inmune debilitado, el virus también puede afectar a otros órganos, como: la médula espinal y el cerebro

Cuándo consultar al médico

  • Cuando el sistema inmune se encuentre debilitado
  • El herpes labial no se cura en dos semanas
  • Cuando existen brotes de manera repetitiva y muy frecuente
  • Cuando los síntomas sean severos