Search
TOP
El resfriado y sus diferencias con otras enfermedades respiratorias – Conciencia por la vida
32013
post-template-default,single,single-post,postid-32013,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

El resfriado y sus diferencias con otras enfermedades respiratorias

¿Cuánto dura un resfriado?

Es común que en invierno estemos más propensos a sufrir catarros o resfriados, e incluso la gripe. Todas estas son infecciones que, aunque comparten ciertas características, son enfermedades diferentes.

Diferencias entre gripe, resfriado y COVID 19

Todas están causadas por virus, aunque en el caso de la gripe es el virus de la “influenza”, mientras que en el resfriado suelen ser el rinovirus y el coronavirus, no la sepa SARS-Cov2.

En muchas ocasiones cuando un resfriado no es bien tratado o no se siguen las indicaciones médicas se puede complicar, y con ello, presentarse otras enfermedades.

Los virus son especies que cambian constantemente y en ocasiones se generan cepas muy agresivas como la que inició la pandemia que actualmente vivimos.

La diferencia más visible entre ambas enfermedades es la intensidad de los síntomas:

La gripe es mucho más intensa y debilitante y puede provocar fiebre alta durante tres días o más; y sus síntomas pueden durar una o dos semanas.

Por el contrario, el resfriado común puede durar entre 2 y 14 días.

Se puede prevenir

Algunos consejos que puedes considerar son:

  • Lavarse las manos.
  • Lleva una dieta balanceada y variada, que incluya frutas y verduras.
  • Hidratarse para tener las mucosas húmedas.
  • Evita el contacto directo con personas que ya padecen la enfermedad.
  • Vacúnate contra la influenza.

Y recuerda que en caso de alguna sintomatología, deberás acudir con tu médico de confianza.