Search
TOP
EL DOLOR EN LAS PERSONAS CON INFECCIÓN POR VIH O SIDA – Conciencia por la vida
31312
post-template-default,single,single-post,postid-31312,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

EL DOLOR EN LAS PERSONAS CON INFECCIÓN POR VIH O SIDA

Introducción
En la actualidad existen muchos avances en el conocimiento y manejo de la Infección por el VIH, tanto en relación con los fármacos para su control como en el diagnóstico, prevención y tratamiento de infecciones oportunistas que son muy comunes en este tipo de pacientes. Esto ha tenido como consecuencia positiva una mejora en la supervivencia y calidad de vida y como contrapartida, la existencia de pacientes con complicaciones más tardías de la enfermedad, la coexistencia de enfermedades de difícil manejo, además de que como aún no se puede hablar de curación de la enfermedad, sigue en plena vigencia los cuidados de la sintomatología en personas infectadas por VIH y más concretamente la implicación que tienen en cuanto al tratamiento de dolor.

 

¿Qué es la infección por VIH o SIDA?

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida por sus siglas SIDA, es una afección crónica que puede poner en riesgo la vida y es originada por el virus de la inmunodeficiencia humana o VIH. Este virus daña el sistema de defensa o inmunitario de las personas que son infectadas por él, interfiriendo con la capacidad que tiene el cuerpo de luchar contra la infección y por lo tanto, hacia la enfermedad.

 

¿Qué origina la Infección por VIH o SIDA?

La infección por VIH es una infección de transmisión sexual, aunque también puede transmitirse por el contacto con sangre infectada o de madre a hijo durante el embarazo, el nacimiento o la lactancia materna. Una persona infectada con VIH puede pasar años hasta que el virus debilita el sistema de defensa al punto de evolucionar hasta el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA.

 

¿Qué es lo que presenta la persona con infección por VIH?
Las manifestaciones de una persona con infección por VIH o SIDA, varían conforme a la etapa en la que se encuentra la infección que puede ser la infección primaria, la etapa crónica o latente, la etapa de infección de VIH sintomatológica y por último la etapa de evaluación al SIDA como tal, que en realidad muchos pacientes que son tratadas con antivirales no desarrollan el SIDA, a menos que no sea tratada la persona, desarrolla SIDA de entre 8 a 10 años. Algunas de las alteraciones que presenta una persona con infección por VIH son fiebre, fatiga, ganglios inflamados, diarrea, pérdida de peso, infecciones por hongos o por otros virus como el herpes y neumonía.

 

¿Cómo es el dolor de una persona con infección de VIH?

El tratamiento del dolor en los pacientes con infección por el VIH tiene un enfoque que debe ser abordado por diversas especialidades médicas y sigue en general los mismos principios que en otro tipo de pacientes. El dolor en este tipo de pacientes es frecuente y su incidencia aumenta a medida que la enfermedad avanza, presentándose más en la fase en donde el paciente tiene malestares o manifestaciones clínicas y se hace mucho más notorio en la mayoría de los que están cercanos a la muerte, la frecuencia es superior en los hospitalizados, pero también es muy importante en los pacientes atendidos por los servicios de hospitalización domiciliaria, en residentes de casas de acogida y ambulatoriamente, por lo que en la práctica todos los niveles de asistencia están implicados en el manejo del dolor. El dolor de las personas con infección por VIH siempre obedece a la eliminación de la causa que lo está produciendo, si por ejemplo, el paciente está pasando por una infección viral por herpes zoster, que le está generando dolor, se trata la enfermedad y a la par el dolor que está generando esa alteración, pero ningún estudio diagnóstico ni la prescripción de un tratamiento causal deben retrasar el inicio del tratamiento sintomático del dolor, por lo que la persona con infección por VIH debe estar siempre acudiendo al médico tratante para su atención.

 

¿Cómo prevenir la aparición de dolor en la Infección por VIH?

El tratamiento médico antiviral oportuno en una persona con infección por VIH puede prevenir la aparición del SIDA y de esta forma evitar el dolor que puede estar presente en la sintomatología del SIDA, donde ya existe grave daño en el sistema inmunitario y donde será más probable que aparezcan infecciones oportunistas o cánceres oportunistas que producen dolor y que implique un control más difícil del dolor.

 

¿Cuándo se debe acudir al médico?
Si se sospecha de estar infectado con el VIH o se corre el riesgo de contraer el virus, se debe consultar al médico lo antes posible.