Search
TOP
Celulitis facial - Conciencia por la vida
26309
post-template-default,single,single-post,postid-26309,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Celulitis facial

En las últimas décadas las infecciones bucales constituyen una de las enfermedades más frecuentes entre la población, debido principalmente a una mala higiene bucodental. La celulitis facial es un proceso infeccioso causado por bacterias, una vez que algún órgano dental se ha infectado por caries principalmente. Puede comenzar en una pequeña zona y posteriormente hacerse más grande.  Si la infección no se trata de manera adecuada, puede propagarse hacia los músculos, articulaciones, y volverse grave, poniendo en peligro la vida del paciente.

En pacientes jóvenes y niños evoluciona con rapidez si no se controla a tiempo, la fiebre elevada puede desencadenar convulsiones con peligro de daño cerebral y producir una marcada deshidratación por las características propias del metabolismo de los niños.

 

¿Cuándo debo consultar a mi odontólogo?

Es importante buscar atención en caso de que: la piel tenga una apariencia Inflamada, enrojecida, adolorida, caliente, tensa, lisa y brillante, además el paciente por lo general presenta mal aliento, la apertura de la boca se encuentra limitada, dolor de cabeza y fiebre entre 38 y 40°C.

Factores de riesgo que contribuyen

Las infecciones como la celulitis odontogénica, pueden desarrollarse con más severidad si el paciente tiene afectado su sistema de defensa como es el caso de la diabetes, alcoholismo, fiebre reumática, insuficiencia renal o hepática crónica, desnutrición, cáncer, trasplante de órganos, consumo de drogas, SIDA, etc.

Diagnóstico

El odontólogo podrá determinar el diagnóstico y la severidad de la infección basándose en tres factores: una historia clínica completa, los signos y síntomas que el paciente refiera y exámenes de laboratorio y radiológicos.

Tratamiento

El tratamiento de manera adecuada lo determinará su odontólogo, ya que en caso graves el paciente debe ser atendido a nivel hospitalario.