Search
TOP
Asma - Conciencia por la vida
28809
post-template-default,single,single-post,postid-28809,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
asma

Asma

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica (a largo plazo) de las vías respiratorias, en la que estas vías pueden inflamarse y estrecharse.

Generalmente afecta a personas de todas las edades y a menudo comienza durante la infancia. Se desconoce la causa exacta del asma, sin embargo, se han descrito factores predisponentes (que incrementan el riesgo para desarrollarla), sobre todo asociaciones genéticas que participan en la interacción de los estímulos del medio ambiente y la respuesta inmunológica; también se han descrito mecanismos que dependen de estímulos ambientales (dieta, microbiota y exposición a contaminantes), que pueden modificar la expresión de estos genes de diferentes maneras, activando o inhibiendo su efecto.

Las manifestaciones clínicas de esta entidad incluyen:

• Tos, especialmente de noche o temprano en la mañana
• Dificultad para respirar
• Sibilancias, sonidos a manera de silbidos que se producen al exhalar

Si bien otras afecciones pueden causar síntomas similares, el asma generalmente tiene algunas de las siguientes características.

• Vienen y van con el tiempo o en el mismo día.
• Comienzan o empeoran con infecciones virales, como un resfriado.
• Se desencadenan por el ejercicio, las alergias, el aire frío o la hiperventilación al reír o llorar.
• Son peores por la noche o por la mañana.

Se diagnostica en función del historial médico y antecedentes de la persona, examen físico y los resultados de pruebas de diagnóstico que realiza el médico como espirometría (para medir cuánto y qué tan rápido entra y sale el aire de las vías respiratorias), pruebas de función pulmonar o pruebas de alergias (para saber si hay algún desencadenante que propicie el asma.

Una vez diagnosticada, su médico trabajará con usted para crear un plan de tratamiento encaminado a controlar los síntomas y prevenir los ataques o exacerbaciones de asma. La terapia generalmente depende de la edad, la gravedad y la respuesta a una opción de tratamiento dada, por lo que se puede ajustar su tratamiento hasta que se controlen los síntomas del asma.

Referencias:

• Consejo de Salubridad General. Guía de práctica clínica. Tratamiento del asma en la edad pediátrica.GPC-SS-009-20.
• National Institute of Health. Asma. [Internet]. [Fecha de consulta 05 feb 2021]. Disponible en: https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/espanol/asma