Search
TOP
Alimentación complementaria - Conciencia por la vida
26307
post-template-default,single,single-post,postid-26307,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Alimentación complementaria

Una nutrición adecuada es vital en la vida de los bebés. Es fundamental para lograr un óptimo crecimiento y desarrollo, tanto físico como mental. Los primeros 2 años brindan una ventana crítica para la nutrición.

Es conocido por todos que los bebés toman leche materna o fórmula infantil durante los primeros meses de vida, sin embargo, no pueden durar así toda la vida. Entonces, ¿cómo se va incorporando el bebé a la comida habitual?

¿Qué es la alimentación complementaria?

La alimentación complementaria es el proceso que inicia cuando la leche materna y/o fórmula infantil son insuficientes para aportar los nutrimentos necesarios para los bebés. Así pues, es indispensable aportar otros alimentos aparte de las diferentes leches consumidas.

¿Cuándo se recomienda iniciar con la alimentación complementaria?

La Organización Mundial de Salud menciona iniciar con la incorporación de alimentos en la dieta de los lactantes a los 6 meses. Por otro lado, la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) ha mencionado que el bebé tiene la madurez adecuada a los 4 meses de edad para ingerir pequeñas cantidades de alimento. Por ello, se puede iniciar alimentos a partir de los 4 meses, pero no se recomienda que sea posterior a los 6, siempre bajo las recomendaciones del profesional de salud.

¿Cómo debo incorporar la alimentación complementaria en mi bebé?

Cuando se inicia la alimentación complementaria, es necesario seguir las recomendaciones de los pediatras que cuidan a los niños.

En México, tenemos un esquema de alimentación complementaria, que inicia con carnes (ternera, pollo, pavo, res, cerdo), verduras, cereales y frutas. Posteriormente, las leguminosas (frijoles, lentejas, etc.); luego los derivados lácteos, y después de los 12 meses, incluir frutas cítricas. Estos grupos de alimentos les aportarán a los bebés los nutrimentos que necesitan, pero siempre es necesario seguir las recomendaciones de los profesionales de la salud. 

¿Qué consistencia deben de tener los alimentos que les damos a los bebés?

Mientras los bebés van creciendo es necesario ir modificando la consistencia de los alimentos. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda aumentar la consistencia de los alimentos conforme los niños y niñas crecen, a los 6 meses pueden comen purés y papillas, a los 8 meses alimentos que puedan comer con los dedos y a los 12 meses los mismos alimentos que la familia, pero en trozos más pequeños. Siempre se deben de evitar alimentos que puedan ocasionar atragantamiento.

Si a mi bebé no le gusta algún alimento, ¿qué hago?

El conocer y disfrutar un nuevo alimento es lento en los pequeños, necesitan alcanzar un nivel de tolerancia y aceptación por lo nuevo. Se recomienda dar un nuevo alimento con intervalos de 2 a 7 días entre ellos.