Search
TOP
Seguro la has padecido…. La gripe - Conciencia por la vida
20156
post-template-default,single,single-post,postid-20156,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Seguro la has padecido…. La gripe

La gripe es el nombre convencional de la Influenza tipo A, y es la infección viral de la vía respiratoria que afecta en un 5 a 15%  a la población en un ambiente general, porcentaje que puede aumentar en poblaciones cerradas. La gripe común o influenza se presentan con mayor frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes, sin embargo cobra una gran importancia, sobre todo en los grupos de alto riesgo, que incluyen a niños, personas mayores de 65 años o con enfermedades del sistema de defensa “inmune” y/o metabólicas, encontrándose en estas poblaciones la más alta tasa de mortalidad; lo cual no significa que el resto de la población esté exenta de sufrir la enfermedad. La influenza está relacionada principalmente  con el invierno, en el hemisferio norte se presenta de noviembre a abril y en el hemisferio sur de mayo a octubre. En áreas tropicales puede haber un patrón combinado o bien no presentar estacionalidad.

El origen de la gripe común es el virus de tipo A, que debido a su capacidad de variación causa la mayoría de las epidemias gripales y de pandemias (que se extiende a muchos países) que aquejan cíclicamente a la población mundial. El intervalo de tiempo que transcurre entre la invasión del virus y la aparición de las primeras manifestaciones (periodo de incubación)  varía de 1 a 4 días dependiendo de la cantidad de virus que ingresó en el organismo y del estado del sistema de defensa de la persona que ha sido contagiada. Después de este periodo de incubación prosigue el periodo infeccioso que se debe a la diseminación del virus y comienza un día antes de que la persona comienza a sentirse enfermo, llegando a su máximo en 24 horas, y se mantiene por 1 o 2 días para después declinarse con rapidez.

La gripe común se transmite de persona a persona mediante las gotitas de saliva producidas al toser o estornudar, las cuales al ser inhaladas depositan los virus infecciosos en los tejidos de las vías respiratorias o bien por contacto con manos o superficies contaminadas.

La gripe común tiene un inicio súbito y en ella se puede presentar aumento de las secreciones nasales con el consiguiente escurrimiento nasal, así como obstrucción nasal, lagrimeo, dolor de garganta, tos, fiebre superior a los 38°C, dolores musculares difusos, fatiga, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, salida de secreciones cuando se tose y malestar general. Es posible que se produzca neumonía generada por el daño y destrucción en los tejidos respiratorios causado por los virus, lo cual puede generar el establecimiento de bacterias. La fiebre disminuye al segundo o tercer día de la enfermedad y al ceder esta se pueden incrementarse los malestares respiratorios como la tos y el escurrimiento nasal,  cuando se resuelven la mayoría de los malestares, la tos y la debilidad, pueden persistir hasta una semana más.

¿Qué podemos hacer para prevenir la gripe común o Influenza tipo A? Existen dos formas disponibles que pueden disminuir el impacto que tiene esta infección viral en las poblaciones. La que depende de fármacos y la que es a base de vacunas. Para la Influenza estacional se utilizan principalmente dos medicamentos que interfieren con la replicación de los virus de influenza reduciendo la severidad y duración de los malestares que presenta el individuo afectado, sobre todo si se administran durante las primeras 48 horas de su inicio. La forma de prevenir la influenza por medio de vacuna debe ser de aplicación anual ya que la elaboración varía año con año debido a los cambios que surgen con los virus. El periodo de vacunación en el hemisferio norte abarca octubre y noviembre y en el hemisferio sur en abril y mayo.

Existen otras medidas de control para prevenir el contagio entre ellas:

  • Cúbrete con un pañuelo desechable al toser o estornudar y tíralo en un lugar apropiada. Si no tiene pañuelo, utilizar el ángulo interno del codo.
  • Lávate las manos con agua y jabón por 20 segundos varias veces al día. Puedes usar toallitas húmedas o gel a base de alcohol cuando no tengas agua próxima.
  • Evita saludos con contacto físico.
  • Evitar tocar ojos, nariz y la boca.
  • Usa cubre bocas o mascarilla al asistir a lugares cerrados.
  • Evita asistir a lugares concurridos.
  • Evita escupir en el suelo y en otras superficies expuestas al medio ambiente.
  • No compartas vasos, platos y cubiertos, así como alimentos, bebidas y utensilios de aseo personal.

¿Cuándo se debe acudir al médico? La mayoría de las personas que tiene gripe o influenza presentan una forma leve de la enfermedad y no requieren consultar al médico, ya que con un poco de reposo y medidas de auto-cuidado en casa, la persona sana promedio suele mejorar en aproximadamente una semana o dos; sin embargo, algunas personas tienen un riesgo mayor de tener complicaciones graves relacionadas con la gripe común, sobre todo personas mayores o en las que existen enfermedades previas como asma, inmunosupresión, enfermedades de pulmón, entre otras;  por lo cual se debe acudir al médico cuando las molestias persisten o surgen situaciones de alarma como pueden ser: ruidos en el pecho al respirar, dolor torácico, sensación de falta de aire, supuración por el oído o que la fiebre se prolongue por más de 5 o 6 días. Es importante seguir las recomendaciones del médico y no automedicarse.