Search
TOP
LAS DIFERENCIAS ENTRE LA RINITIS ALÉRGICA Y EL COVID-19 - Conciencia por la vida
25479
post-template-default,single,single-post,postid-25479,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

LAS DIFERENCIAS ENTRE LA RINITIS ALÉRGICA Y EL COVID-19

Definición de la Rinitis alérgica.

La rinitis alérgica es una enfermedad muy frecuente que altera las funciones de la nariz, afecta a largo plazo, e incluso a veces de por vida o por periodos. Se puede presentar durante dos o más estaciones al año, y se define como la inflamación de la mucosa nasal generada por una reacción exagerada de las defensas de la persona que la padece.

 

En la Rinitis Alérgica se presenta:

En la rinitis alérgica se presentan molestias parecidas a las del resfriado común como son: el aumento de la secreción nasal, picazón o comezón en nariz y ojos, nariz tapada, estornudos y molestia en las zonas de la cara cercanas a la nariz y ojos.

Todo esto puede afectar negativamente las actividades diarias de las personas, como con el trabajo o escuela y vida social. Los malestares a menudo generaran problemas para dormir, ya que hacen que la persona se despierte durante la noche y no se sienta descansada después de una noche de mal sueño, alterando la calidad de vida de la persona. 

 

La causa de la Rinitis alérgica:

La rinitis alérgica a diferencia del resfriado o de la gripe, no se produce por un virus, sino que tiene su origen en una reacción exagerada a sustancias extrañas al organismo, como las que se encuentran en interiores o al aire libre, por ejemplo, el polen de las plantas, el polvo, pelo y saliva que arrojan los gatos, perros y otros animales con pelo o plumas.

 

Como prevenir la Rinitis alérgica:

A pesar de contar con medidas para controlar los síntomas de alergia, como el reemplazo de muebles y alfombras viejas, ventilar las habitaciones, y tratar de no entrar en contacto con el elemento que causa la alergia; la mayoría de los individuos que padecen Rinitis alérgica deben tomar medicamentos para prevenir y/o controlar sus malestares, por lo cual es importante acudir al médico o especialista. Cuando sea posible, deben evitarse las complicaciones, ya que en la alergia estacional que se presenta en primavera puede  complicarse con asma en algunas personas, por lo cual es aconsejable que, si el paciente alérgico sale y se expone al polen, evite las zonas ajardinadas. 

Las diferencias entre la Rinitis alérgica y el COVID-19 son:

Por otro lado, con la actual pandemia, que es causada por un virus, se sabe que, aunque cualquier persona es susceptible de contagiarse del virus que produce la enfermedad llamada COVID-19, la edad, al igual que otras enfermedades, es el principal factor de riesgo para desarrollar una infección grave que afecta los pulmones, por lo que debe garantizarse la atención de otras alteraciones que puedan presentar las personas.

Hablando de las enfermedades alérgicas como la rinitis alérgica, que es una de las patologías respiratorias crónicas más comunes en los niños, no hay evidencias de que la alergia aumente el riesgo de enfermedad grave por COVID-19, solo las enfermedades donde está afectado el sistema de defensa y el asma grave mal controlada,  pueden ser factores de riesgo, por lo que el control de estas enfermedades tiene que ser adecuado, y en estos casos extremar las precauciones. Siendo así, los pacientes con rinitis alérgica tienen el mismo riesgo de contraer el COVID-19 que los que no lo son, debiéndose tomar las mismas precauciones que cualquier otra persona.

 

Es importante diferenciar las manifestaciones de la alergia de las de inicio de una infección viral. Cuando las molestias se deben a la alergia, predominan el aumento de secreciones nasales, picor de nariz y de ojos, estornudo, lagrimeo y nariz tapada; además, en algunas ocasiones también se puede presentar tos, silbidos en el pecho o dificultad para respirar, es decir, una posible complicación con asma, ya que pueden empeoran al entrar en contacto con el elemento causante de la alergia (alérgeno) y suelen mejorar con el tratamiento que dispone el médico. No hay fiebre salvo en otras complicaciones de la nariz.

Las diferencias de la infección por COVID-19 de la actual pandemia es que existen manifestaciones generales como fiebre, malestar, falta de fuerzas para hacer actividades, problemas digestivos, tos y dificultad para respirar; que suelen ir aumentando con el paso de los días, Los estornudos, el aumento de secreciones, el picor y la obstrucción nasal no son alteraciones de la infección por Covid-19, pero sí de la alergia o del resfriado. En el caso de la alergia, el moco, suele ser transparente y el picor de nariz bastante intenso, mientras que, en el resfriado, el moco suele ser más amarillento o incluso verdoso y el picor nasal leve.

La fiebre también es un indicador importante para saber qué podemos padecer, si bien la alergia no implica la presencia de fiebre, en el caso de un resfriado sí podemos presentar leve aumento de la temperatura o fiebre, que puede ir de 37,5ºC hasta 38ºC, y en el caso de la infección que causa el coronavirus sí se presenta fiebre a partir de 38°C.

Otro aspecto al que debemos prestar atención es la tos. El resfriado se caracteriza por tos con moco, mientras que en la infección por COVID-19 la tos será seca. Presentar dolor de garganta está más relacionado con un resfriado común, pero también está presente en la infección por COVID-19.

 En el COVID-19 se presentan molestias como dolor abdominal, dolor de cabeza, perdida del olfato, diarrea o dolor muscular, e incluso en los niños, manifestaciones como ronchas que no se presentan en una rinitis alérgica.

Finalmente, la duración es importante para diferenciar la alergia de un resfriado. El resfriado no suele durar más de 15 días, pero con la alergia se presentan síntomas más prolongados en el tiempo.

Cuando acudir al Médico:

Con todas las manifestaciones mencionadas anteriormente, es muy importante acudir al médico o especialista en cuanto aparezcan, ya que este será quien buscará el mejor control de la rinitis, instruyendo al paciente en las recomendaciones de higiene y aislamiento social, guiará y apoyará al paciente y su familia ante esta situación de duda.

Es importante también evitar los factores que empeoran la rinitis alérgica, como los alérgenos, la exposición al humo del tabaco y realizar a diario y de forma correcta el tratamiento usual que disminuirá el riesgo de complicaciones en el paciente alérgico, debiendo extremar las medidas de higiene y distanciamiento social. Las recomendaciones están sujetas a cambios, de ahí la importancia de acudir al médico, debido a que el conocimiento de la infección por COVID-19 aumenta día a día y se debe estar abierto ante nuevas recomendaciones médicas. La mejor manera de protegerse frente al coronavirus es evitar exponerse a él.