Search
TOP
Insuficiencia Venosa - Conciencia por la vida
17692
post-template-default,single,single-post,postid-17692,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Insuficiencia Venosa

El aumento del sedentarismo,  la esperanza de vida, la obesidad, y el permanecer de pie o sentado por mucho tiempo, son factores que en la actualidad han incrementado la incidencia de la insuficiencia venosa.

La Insuficiencia venosa afecta entre el 10 y 40% de la población adulta y sobre todo en las extremidades inferiores (piernas), y al 50% de la población que tiene más de 50 años. por estas razones es importante detectarla a tiempo, tratarla y prevenirla.

Pero, ¿Qué es la Insuficiencia Venosa?

Es una afección en las venas, las cuales presentan problemas para regresar la sangre (principalmente de las piernas) hacia el corazón, es importante señalar que las venas a diferencia de las arterias cuentan con un sistema de válvulas para evitar que la sangre se regrese; la función de estas válvulas es enviar la sangre hacia el corazón; cuando estas válvulas no están funcionando correctamente o existe una obstrucción en la vena es que se produce la Insuficiencia Venosa, es decir, la sangre se queda acumulada en las venas ocasionando una dilatación excesiva, así como una elasticidad aumentada lo que provoca que las válvulas ya no tengan la capacidad de cerrarse.

¿Cuáles son las causas de la Insuficiencia Venosa?

Existen diversos factores que pueden influir y ser determinantes para la aparición de la Insuficiencia Venosa, entre los cuales cabe destacar:

La edad, ya que con el paso de los años, la calidad del recubrimiento elástico de las venas comienza a debilitarse.

Factores genéticos, estos influyen de manera directa ya que es una de las enfermedades que más se hereda.

El embarazo, debido a que durante esta etapa hay un aumento de hormonas, que son las encargadas de dilatar las venas para que el bebé tenga un buen aporte de nutrientes y oxígeno, también durante este período influye el aumento de peso y la disminución de la actividad física, así que alrededor del 40% de las embarazadas padecen varices, sin embargo pueden desaparecer tras el parto puesto que cesan los factores que lo provocan.

El sobrepeso incrementa la presión en las venas y agrava el estado de estas, provocando un aumento en el riesgo de Insuficiencia Venosa Crónica.

El sedentarismo y la falta de ejercicio influyen directamente ya que al estar mucho tiempo de pie o sentado se incrementa la presión en las venas, Algunas profesiones conllevan un mayor riesgo por las posturas que ejercen por largo tiempo.

El calor agrava los síntomas ya que provoca dilatación de las venas aumentando la sensación de pesadez, cansancio y agudizando los problemas de circulación.

Dentro de las molestias que presentan los pacientes con Insuficiencia Venosa se encuentran:

Dolor, Hormigueo, pesadez, cansancio, hinchazón de las piernas y tobillos, calambres nocturnos, sensación de calor, enrojecimiento, sequedad y ardor de piel, arañas vasculares y las más importantes o significativas las Varices.

¿Cómo se puede prevenir?

Actualmente existen recomendaciones para prevenir la aparición de la insuficiencia venosa, entre ellas, mantener el peso corporal dentro de los límites normales, no permanecer demasiado tiempo de pie o sentado, no utilizar fajas o ropa ajustada, lubricar constantemente las piernas y tobillos, elevar las piernas 15 cm cada 8 horas por 10 minutos, utilizar calcetines o medias de compresión de baja, mediana o alta compresión dependiendo la magnitud del padecimiento, no fumar, evitar golpes en los pies y piernas, realizar ejercicio de baja intensidad como caminar.

Por último es importante señalar que a la primera señal o aparición de varices es importante acudir con tu médico de confianza para que te indique el tratamiento correcto y evitar la progresión de la enfermedad.