Search
TOP
Esterilidad e infertilidad, mitos y realidades. - Conciencia por la vida
21507
post-template-default,single,single-post,postid-21507,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Esterilidad e infertilidad, mitos y realidades.

Existen múltiples creencias acerca de los problemas de esterilidad e infertilidad, esto no es una novedad, todos hemos escuchado en algún momento de nuestra vida algunas teorías  que no son del todo ciertas acerca de las causas de estos problemas.

Esterilidad e infertilidad

Es importante distinguir estos dos términos, ya que aunque comúnmente se utilizan como sinónimos, cada uno tiene características diferentes. La esterilidad es la incapacidad tanto por parte del hombre como de la mujer para concebir, es decir, para lograr un embarazo, mientras que en la infertilidad se logra el embarazo pero él bebe no llega a término, en otras palabras, el bebé muere durante el embarazo.

A continuación enumeramos las  hipótesis más frecuentes en relación a este tema, exponiendo la realidad de estas situaciones.

Mito: “Los golpes en los testículos son causa de infertilidad”

Realidad: Si bien es cierto que algunos golpes pueden considerarse como un factor de riesgo para la presencia de esterilidad, esto está directamente relacionado con la intensidad y zona del traumatismo. Los golpes directos en la región genital que puede recibir un hombre de manera accidental y que no requieren de un tratamiento médico para su atención, causa un dolor muy intenso, pero no representan un riesgo para su fertilidad, sin embargo, golpes de gran intensidad presentes directamente en la región genital o incluso golpes sufridos por accidentes que ocasionen alguna lesión a nivel de la columna vertebral si pueden derivar en alteraciones que ocasionen esterilidad en el hombre.

Mito: “La mujer siempre es la que presenta problemas de infertilidad o esterilidad”

Realidad: Los problema de infertilidad y la esterilidad, están determinados por diferentes factores, desde biológicos, hormonales, metabólicos, farmacológicos, incluso factores psicológicos, sin embargo, este problema no es exclusivo del sexo femenino, en realidad, es una combinación de causas y factores de la pareja, en el cual están involucrados factores genéticos, biológicos y ambientales, cuando se tiene el deseo de un embarazo y se cuenta con la sospecha de infertilidad o esterilidad, es indispensable contar con la opinión de un médico especialista en este tema, por lo que la mejor estrategia será acudir con tu médico de confianza y él se encargará de determinar los estudios y el tratamiento necesarios.

Mito: “La edad del hombre no importa, ellos pueden tener hijos a cualquier edad”

Realidad: La época fértil de los hombres es mayor que el de las mujeres, sin embargo, después de los 40 años de edad, a pesar de aún poseer las capacidades biológicas para embarazar a su pareja, a partir de esta edad se incrementa el riesgo de alteraciones genéticas en el bebé, lo que podría provocar incluso,  que no llegue al nacimiento  por las alteraciones mencionadas , también, existe la posibilidad de abortos recurrentes. Además de lo anterior, a mayor edad, existe mayor posibilidad de que si se llega a tener un hijo, este pueda presentar autismo o esquizofrenia.

 

Aunque existen muchos mitos entorno a los problemas de infertilidad y esterilidad, la realidad es que son diversos los factores atribuibles al hombre y a la mujer por los cuales se dificulta o imposibilita el nacimiento de un bebé. En el 40% de las parejas con problemas de fertilidad son una combinación de factores de ambos las que influyen, sin embargo, este problema podría ser más fácil de solucionar de lo que crees ya que de manera general, de las parejas que tienen un problema de infertilidad o esterilidad, el 70% que reciben tratamiento, llegan a tener un bebé sano. Así que para investigar de manera puntual la causa de estos problemas es necesario que tu médico realice estudios a ti y a tu pareja para determinar los pasos a seguir en la búsqueda de la solución al problema de fertilidad, y de esta manera llegará el momento de que puedas tener a tu bebé.