Search
TOP
Efectos del tabaco en la Hipertensión Arterial – Conciencia por la vida
31318
post-template-default,single,single-post,postid-31318,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Efectos del tabaco en la Hipertensión Arterial

Siempre que escuchas la palabra “Fumador” vienen a nuestra mente severos problemas pulmonares, EPOC o Cáncer, sin embargo, ambas enfermedades aunque son asociadas al hábito tabáquico, son relativamente poco frecuentes, en comparación con otras que ni siquiera nos imaginamos.

En esta oportunidad me gustaría compartir contigo la cercana relación que se establece entre el paciente fumador y el desarrollo o avance de la Hipertensión Arterial.

Y si, aunque parezca algo extraño, la Hipertensión arterial tiene una estrecha conexión con el uso del tabaco.

Esto se debe a que la principal causa de la Hipertensión es un estrechamiento continuo de los vasos sanguíneos. ¿Y esto qué tiene que ver con fumar? Bueno, pues uno de los efectos que tiene el tabaco en nuestro cuerpo es causar este estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Entonces a mayor consumo de tabaco, los vasos sanguíneos se mantienen reducidos por más tiempo, lo que a su vez causa que se pueda presentar hipertensión arterial, por una mala respuesta de nuestro cuerpo, o bien para los que ya presentan la enfermedad, esta se vuelve más difícil de controlar y puede llegar a tener más complicaciones en menos tiempo.

Además, el cigarro estimula en nuestro cuerpo una sustancia llamada adrenalina, la cual es capaz de aumentar la presión arterial y causarnos una sensación de ansiedad.

Entonces, ¿Por qué cuando fumo me siento relajado? Esa es una respuesta compensatoria de nuestro cuerpo, no obstante, una vez que termina el efecto del tabaco, la sensación de angustia tiende a regresar; lo que a su vez explica que cada vez se requiera fumar más para sentir este estado de relajación.

Ahora ya sabes que el cigarro, no solo afecta a los pulmones si no también a tu corazón, cuídalo y evita las adicciones.

Hasta la Próxima.