Search
TOP
“Fobia a las arañas, ratas y…. ¿a las personas?” – Conciencia por la vida
32355
post-template-default,single,single-post,postid-32355,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

“Fobia a las arañas, ratas y…. ¿a las personas?”

 La ansiedad es una emoción que todos los seres humanos vamos a experimentar como parte de una respuesta de adaptación, que nos pone en un estado de alerta y nos permite actuar adecuadamente ante una situación de amenaza; siendo un mecanismo de defensa normal y necesario para afrontar de cierta manera la situación estresante que se nos presente. Tristemente cuando esta ansiedad se eleva por más de los límites “normales” es cuando podemos hablar de las fobias, las cuales se entienden como un miedo desproporcionado e inadecuado al no tener razones suficientes que puedan justificar los altos niveles de ansiedad y miedo, por ende, a pesar de las justificaciones y explicaciones que la persona con alguna fobia pueda generar, estas no van a desaparecer con facilidad.

Ahora bien, haciendo alusión a nuestro título, la mayoría de las personas pueden presentar alguna fobia a ciertos animales, fenómenos o circunstancias, sin embargo, el día de hoy nos enfocaremos en la fobia social.

Tal vez creas que esto es una locura o que no existe, pero ahora piensa… frecuentemente en los últimos 6 meses ¿Has sentido mucho miedo de ser juzgado por los demás? o ¿Evitas conocer gente nueva por miedo a ser criticado? ¿Estas últimas conductas te dificultan tus tareas diarias al no poder comunicarte con otros en el trabajo o escuela?

Si dijiste “si” a estas preguntas estás en la posibilidad de tener un trastorno de ansiedad social o fobia social, caracterizado por un miedo intenso, persistente y excesivo en una o más interacciones sociales y que genera un alto grado de malestar debido a que la persona con este trastorno siente que puede ser observada, juzgada y teme hacer el ridículo delante de otros, por ende, las personas afectadas temen hablar en público, no acuden a reuniones sociales, evitan dirigirse a figuras de autoridad, etc.

Este trastorno va más allá de una simple timidez ya que al ser un padecimiento que afecta a la salud mental tiene manifestaciones clínicas desde síntomas corporales como sudoración, cara enrojecida, palpitaciones, molestias gastrointestinales hasta manifestaciones en la conducta con tendencia a huir o evitar el contacto con personas, debido a manifestaciones cognitivas por pensamientos negativos y las consecuencias predisponentes que puede llegar a tener.

Al ser un problema de salud mental debe tratarse con un profesional de la salud, médico, psicólogo o psiquiatra que pueda encaminar a la persona a un tratamiento individualizado de acuerdo a su evaluación y diagnóstico ya que de ello dependerá el seguimiento por psicoterapia, grupos de apoyo o medicamentos, para trabajar esta situación y mejorar la calidad de vida de los pacientes.