Search
TOP
Síndrome Genitourinario de la Menopausia (SGUM) – Conciencia por la vida
16098
post-template-default,single,single-post,postid-16098,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Síndrome Genitourinario de la Menopausia (SGUM)

¿Qué es el Síndrome Genitourinario de la Menopausia?

Se define como el conjunto de síntomas y signos asociados con la disminución en la producción de las hormonas sexuales femeninas en la mujer llamadas estrógenos, en donde el déficit provoca cambios en vagina y vulva.

El síndrome genitourinario de la menopausia es una enfermedad crónica, es decir, se presenta por largo tiempo y se manifiesta principalmente durante la posmenopausia, ésta se define como la etapa en la cual la mujer ya no presenta menstruación por más de 12 meses continuos, y esto es de gran importancia porque a menudo no se diagnostica correctamente, lo que conlleva a un pobre manejo que genera un impacto negativo en la salud sexual y calidad de vida de las mujeres.

El Síndrome Genitourinario de la Menopausia se asocia a la deficiencia en la cantidad de estrógenos que la mujer produce de manera natural, haciendo que la mujer pase de estar en una etapa reproductiva a una etapa no reproductiva; los estrógenos son altamente necesarios ya que mantienen la estructura, función, elasticidad y lubricación natural que presentan vagina y vulva.

Los niveles bajos de estrógenos generan cambios en la estructura y función de la vagina, siendo esto mismo la base para los síntomas del síndrome genitourinario en la menopausia.

¿Cuáles son las alteraciones del SGUM?

Las principales alteraciones que presentan las mujeres que padecen síndrome genitourinario de la menopausia, son: sequedad vaginal, dolor post coital, ardor, disminución de la lubricación, quemazón, comezón, dolor al orinar e infecciones en vías urinarias y/o infecciones vaginales.

Generalmente el diagnóstico se basa en la historia clínica con los antecedentes que las pacientes brindan al médico junto con la exploración física para revisar la calidad del tejido de vulva y vagina. Aunque se trata de un diagnóstico relativamente sencillo, existen cuestiones socio-culturales por las cuales las pacientes por lo general evitan hablar de su salud genital, lo cual prolonga el sufrimiento silencioso de los síntomas.

Los tratamientos para el síndrome genitourinario de la menopausia tienen como objetivo restaurar la estructura y fisiología de vagina y vulva, así como aliviar síntomas.

¿Cómo prevenir SGUM?

Resulta difícil prevenirlo, dado que es una consecuencia natural en el ciclo biológico de la mujer, sin embargo, es posible retrasar o atenuar las molestias, lo que mejora la calidad de vida sexual de las pacientes. Lo más sencillo es comenzar por cambiar a un estilo de vida saludable, eliminando factores de riesgo que favorecen esta patología, como por ejemplo el tabaco y el sedentarismo. Se recomienda llevar a cabo una dieta saludable, incluyendo ejercicio físico moderado, así como mantener una vida sexual activa.

¿Cuándo acudir al médico?

Si usted se encuentra en la etapa de la posmenopausia y considera que puede estar presentando el Síndrome Genitourinario de la Menopausia, es recomendable que acuda inmediatamente con su médico habitual o especialista, solo el podrá brindarle el tratamiento adecuado de acuerdo a sus necesidades.