Search
TOP
Reflujo gastroesofágico – Conciencia por la vida
32163
post-template-default,single,single-post,postid-32163,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Reflujo gastroesofágico

Se entiende por reflujo gastroesofágico al retorno sin esfuerzo del contenido del estómago, el cual es ácido, hacia la boca. Esta entidad ocurre de forma esporádica especialmente en el período posterior a la ingesta de alimentos y comúnmente causa síntomas como:

  • Acidez: una sensación dolorosa y ardiente en la mitad del pecho
  • Regurgitación: el contenido del estómago que se devuelve a través del esófago y llega a la garganta o la boca, lo que puede hacer que sienta el sabor de la comida o del ácido gástrico
  • Náuseas. Problemas o dolor al tragar
  • Síntomas en la boca o garganta por la acidez a la que están expuestas como: tos crónica o ronquera.

¿Qué lo causa?

Se podría presentar la enfermedad por reflujo gastroesofágico cuando el esfínter esofágico inferior se debilita o relaja (este esfínter es el músculo que permite abrir y cerrar el acceso al estómago y a su secreción gástrica que es ácida).

Los factores que podrían afectar que no cierre adecuadamente y causar la enfermedad incluyen:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Embarazo
  • Tabaquismo
  • Consumo excesivo de alimentos grasos o irritantes

¿Cómo es su diagnóstico y tratamiento?

El médico diagnostica el reflujo gastroesofágico revisando los síntomas y la historia clínica del paciente; se puede apoyar de estudios como la pHmetría esofágica que permite valorar si existe o no daño en la mucosa causado por el reflujo

Respecto al tratamiento, en grandes ocasiones se puede controlar los síntomas del reflujo gastroesofágico haciendo cambios en el estilo de vida o tomando medicamentos que contrarresten la agresión de la secreción gástrica; algunas modificaciones al estilo de vida son: disminuir el sobrepeso u obesidad, consumir alimentos en cantidades más pequeñas, frenar el consumo de alimentos grasos o irritantes, dejar de fumar o consumir alcohol, elevar la postura al momento de acostarse para no favorecer el reflujo.