Search
TOP
RECOMENDACIONES PARA LA PREPARACIÓN DE FÓRMULAS INFANTILES – Conciencia por la vida
32367
post-template-default,single,single-post,postid-32367,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

RECOMENDACIONES PARA LA PREPARACIÓN DE FÓRMULAS INFANTILES

Sabemos que la principal recomendación de la OMS para la alimentación del lactante de 0 a 6 meses de edad es la lactancia materna exclusiva; sin embargo, existen situaciones en las que la alimentación al seno materno resulta inviable o insuficiente, y en estos casos se puede brindar lactancia artificial utilizando fórmulas infantiles ya que representan una alternativa sana y segura para la alimentación infantil, por tal motivo, es importante resaltar la importancia de la higiene y cuidado que debe aplicarse en el manejo, preparación, dosificación, distribución y conservación de las fórmulas infantiles.

En esta ocasión nos enfocaremos únicamente a las recomendaciones de preparación de las fórmulas infantiles de inicio (indicadas en lactantes de 0-6 meses) y fórmulas infantiles de continuación o seguimiento (indicadas para lactantes de 6-12 meses)

Recomendación para la preparación de fórmulas infantiles (Limpieza)

  1. Antes de lavar los utensilios lávate vigorosamente las manos con agua y jabón.
  2. Lava con agua caliente y jabón todos los utensilios para la preparación del biberón. Utiliza un cepillo especial para biberones y talla el interior y exterior del biberón y de la tetina. Asegúrate que se eliminen todos los restos de leche de los lugares de acceso difícil
  3. Enjuaga perfectamente todos los utensilios bajo el chorro de agua potable.

Recomendación para la preparación de fórmulas infantiles (Esterilización)

La esterilización de los utensilios ayuda a proteger al bebé de las bacterias dañinas y de gérmenes presentes en el agua, la leche o incluso en tus manos. Si bien un lavado adecuado de las manos y de los utensilios de alimentación ayudará a reducir este riesgo, la esterilización garantizará que se elimine cualquier bacteria.

  1. Elige una cacerola con tapa, de tamaño suficiente para colocar todos los artículos.
  2. Coloca todos los artículos (asegurándote previamente que son aptos para esterilizar) en la cacerola y cúbrelos con suficiente agua. Asegúrate que los utensilios no conserven burbujas de aire en su interior.
  3. Deja que hierva el agua a fuego alto, tapa la cacerola y continúa el hervor durante cinco minutos. No dejes que se evapore toda el agua. Apaga.
  4. Quita la cacerola del fuego, mantenla tapada y déjala enfriar. Saca los artículos con las manos limpias hasta el momento de la preparación del biberón.

Recomendaciones para la preparación de fórmulas infantiles (Cómo preparar una toma)

  1. Es muy importante que los utensilios hayan sido minuciosamente limpiados y esterilizados antes de usarlos. De la misma forma limpia y desinfecta la superficie en la que se preparará la toma.
  2. Lava las manos con agua y jabón. Sécalas con un trapo limpio o un papel desechable.
  3. Hierve agua potable a fuego alto, durante al menos diez minutos.
  4. Lee las instrucciones que se indican en el envase del producto para saber qué cantidad de agua y polvo necesita. Recuerda que las fórmulas infantiles son productos balanceados para cubrir las necesidades nutricionales del bebé. Preparaciones más concentradas o más diluidas pueden modificar el contenido nutrimental.
  5. Vierte la cantidad de agua previamente hervida en un biberón limpio y esterilizado.
  6. Agrega el número exacto de cucharadas al agua del biberón.
  7. Cierra el biberón y mezcla agitando enérgicamente.
  8. Enfría inmediatamente hasta una temperatura adecuada para alimentar al bebé. Puedes poner el biberón bajo el chorro de agua fría.
  9. Seca el exterior del biberón con un trapo limpio.
  10. Verifica la temperatura de la toma vertiendo unas gotas en el interior de la muñeca.
  11. Para alimentar al bebé la toma debe estar a temperatura ambiente o tibia.
  12. Desecha todo sobrante de la toma que no haya sido consumido en 2 horas.

No se recomienda:

Calentar biberones con leche materna o fórmula infantil en horno de microondas; al hacerlo existe pérdida de nutrientes, además de que puede causar al bebé una quemadura, ya que el calentamiento es muy elevado y no se da de forma uniforme”.