Search
TOP
Recomendaciones estilo de vida saludable si tengo Hipertensión – Conciencia por la vida
29254
post-template-default,single,single-post,postid-29254,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
estilo-de-vida-saludable-si-tengo-hipertension-siegfried-rhein-sigfrid

Recomendaciones estilo de vida saludable si tengo Hipertensión

La Hipertensión Arterial, es una enfermedad crónica que para lograr un control adecuado requiere una dieta baja en Sal. Pero para la mayoría de las personas esta es una limitante a seguir ya que la comida sin sal no sabe a nada.

No obstante, es importante que sepas que no es necesario dejar de comer sal, más bien, la idea es reducir el consumo. A continuación te dejo algunas recomendaciones para disminuir el consumo de sal:

1.- Bajar el consumo de sal en la preparación de alimentos, OJO… la idea no es dejar de usarla sino hacerlo de una manera más prudente. Además de evitar agregar sal adicional a los alimentos ya preparados.

2.- Reducir la cantidad de alimentos procesados en la dieta. Aunque no lo creas los alimentos procesados poseen grandes cantidades de sal, por ejemplo: el queso, los embutidos y las sopas instantáneas. Esto es porque la sal es un excelente conservador y permite mantener a los alimentos en buen estado por más tiempo.

Además de los alimentos salados debes tomar en cuenta los alimentos dulces, ya que los mismos aún teniendo sabor dulce, pueden poseer alto contenido de sal como las galletas o el pan.

3.- Adicionalmente es recomendable aumentar el consumo de verduras, pero ten cuidado en la preparación, y evita hacerlas a la mantequilla o con mucho aceite.

Al principio hacer estos cambios es difícil porque los sabores son menos intensos a los que estamos acostumbrados, pues la sal le da un sabor muy peculiar a la comida, sin embargo, con el tiempo te acostumbras a hacer un uso más moderado esta.

De esta manera puedes comer más sano, controlar mejor la enfermedad y reducir el peso. Una triada muy importante para mejorar tu salud y la de tu familia.

Espero que esta información te sea de utilidad y te ayude a mejorar tu alimentación, si tienes alguna duda acércate a tu nutriólogo o médico de confianza, ellos pueden darte indicaciones personalizadas que te ayuden a mantenerte sano.