Search
TOP
Prebióticos en la infancia – Conciencia por la vida
17023
post-template-default,single,single-post,postid-17023,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Prebióticos en la infancia

Si queremos sentirnos bien, vivir más y ser más felices, debemos cuidar nuestro intestino.”

G. Enders

La microbiota intestinal del recién nacido es un ecosistema complejo compuesto por más de 400 especies distintas, que poseen diversas funciones de tipo nutritivo, metabólico, inmunológico y protector que tienen una gran influencia sobre la salud digestiva y del organismo en general. El desarrollo de la microbiota intestinal en el bebé tras el nacimiento es un proceso complejo en el que intervienen factores internos y externos como factores ambientales, el tipo de parto, la microbiota intestinal materna o el tipo de alimentación del bebé.

Por varios años, los científicos han investigado la influencia que ejercen ciertos componentes de la leche materna y de la dieta, conocidos como prebióticos, sobre la composición de la microbiota y la salud digestiva del pequeño.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son ingredientes alimentarios no digeribles, benéficos para la salud del organismo. Promueven cambios específicos en la composición y actividad de la microbiota gastrointestinal ya que constituyen los sustratos preferidos de los microorganismos “amistosos” en el tracto digestivo (como las bifidobacterias y los lactobacilos).

Los prebióticos producen energía para el organismo y nutrimentos que estimulan el mantenimiento y el crecimiento de bacterias benéficas, esto a su vez promueve la salud digestiva otorgando un efecto protector frente a infecciones.

¿Qué tipo de alimentos contienen prebióticos?

Mayoritariamente los prebióticos se encuentran en la leche materna (principalmente oligosacáridos) y en alimentos de origen vegetal como las verduras (cebolla, ajo, alcachofa, espárragos), frutas (plátano verde), cereales (trigo integral, centeno, avena), leguminosas, frutos secos y agave (inulina).

Los prebióticos de la leche materna corresponden al tercer componente más abundante y se conocen como oligosacáridos de la leche materna. Ejercen una importante función en el sistema inmunológico ya que promueven el crecimiento de la microbiota intestinal benéfica, así como señuelos que impiden que bacterias o virus se adhieran a la superficie intestinal.

La leche de vaca no contiene prebióticos, por lo tanto, éstos deben añadirse a las preparaciones o fórmulas a base de leche de vaca para asemejar los efectos de la leche materna. La alimentación del lactante con fórmulas enriquecidas con prebióticos (como los galacto-oligosacáridos o GOS) incrementa el número de colonias de las bifidobacterias logrando que la microbiota intestinal aumente el porcentaje de bifidobacterias en cantidad similar a los niños con lactancia materna.

Funciones de los prebióticos

Con todo lo anterior…

Podemos concluir que las bacterias buenas nos hacen bien, por lo tanto deberíamos alimentarlas de manera correcta para que puedan seguir beneficiando la salud intestinal y el bienestar del organismo.

Los prebióticos previenen el estreñimiento, disminuyen el riesgo de sufrir infecciones ya que fortalecen las defensas, son útiles en la diarrea y mejoran la absorción de nutrimentos. Combinados con una dieta equilibrada y con actividad física regular, proporcionan una mejor calidad de vida en todas las edades.

Es importante que acudas a tu médico o nutriólogo, ya que él podrá realizar una exploración nutricional completa para poder decidir si la dieta o la suplementación con prebióticos se convertirán en una intervención efectiva.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Pavón P., Guillán B. Alimentos funcionales. Papel de los prebióticos en nutrición pediátrica. An Pediatr, Monogr. 2005;3(1):24-33
  • Shamir R., van Elburg R., Knol J., Dupont C. La salud intestinal en los primeros años de vida: La importancia de la microbiota intestinal y de la nutrición para el desarrollo y la salud futura. John Wiley & Sons Australia. 2016:1-84