Search
TOP
Piercings orales. Una moda de alto riesgo - Conciencia por la vida
20176
post-template-default,single,single-post,postid-20176,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Piercings orales. Una moda de alto riesgo

Los tatuajes y las perforaciones son prácticas que han sido adoptadas en muchas tribus de todo el mundo con motivos religiosos, sexuales, estéticos, luctuosos y de celebración. Por ejemplo, en Egipto el piercing en el ombligo era sinónimo de la nobleza, en Roma la guardia del Cesar portaba aros en los pezones como muestra de su virilidad y en México los Aztecas realizaban perforaciones en la lengua como tributo a Coatlicue (diosa de la fertilidad), esto representaba un acto de limpieza espiritual.

Actualmente esta actividad corresponde a una especie de moda llamada arte corporal, que no es más que la expresión de una forma de ser a través de realizarse tatuajes, cortaduras en la piel o perforaciones.

Entre los adolescentes, el proceso de reconocerse y valorarse como persona, les permite afirmar su identidad y como parte de ese proceso adoptan diferentes conductas, entre las cuales la más importante es la rebeldía, entendida como la oposición, resistencia o sublevación ante un poder establecido, por ejemplo: el de los adultos. Como parte del proceso de auto afirmación aparece la decisión de realizarse un piercing.

Se le llama piercing al acto de perforar la piel con el objetivo de insertar un objeto metálico (arete).

El uso de piercing oral es una práctica frecuente entre los jóvenes que desafortunadamente desconocen los efectos desfavorables que puede provocar.

La colocación de piercings trae consigo una serie de riesgos y complicaciones, especialmente cuando se ponen en la lengua, labios y mejillas; debido a que por estar en constante movimiento el insertar algún arete en ellos puede llegar a causar:

  • Aumento en la producción de saliva y afectar el habla en la pronunciación.
  • Traumatismos y fracturas dentarias
  • Gingivitis (inflamación de la encía) por acumulo de bacterias
  • Hemorragias durante la perforación
  • Infección e inflamación
  • Ingestión o aspiración del piercing
  • Dolor
  • Alergia a los metales
  • Lesiones nerviosas
  • Transmisión de enfermedades (hepatitis fulminante, herpes simple, VIH, hepatitis B, C, tétanos)

Los dentistas deben conocer los posibles riesgos de la colocación y el mantenimiento de los piercings intraorales para informar de manera adecuada a sus pacientes.

El tiempo de recuperación tras la colocación del piercing lingual, se menciona que es de 4 a 6 semanas.

¿Cuánto dura una perforación bucal?

Siempre y cuando no se infecten, las perforaciones en boca pueden permanecer de manera indefinida. Es importante que el paciente no deje de acudir al dentista al primer signo de dolor e inflamación, además de realizarse exámenes periódicos. Esto debido a los riesgos que implica un piercing oral, como el daño a los dientes o incluso tragarse la joyería. 

Lo más seguro es evitar las perforaciones en cualquier parte del cuerpo y específicamente en la cavidad oral.