Search
TOP
¿Piedras en la vesícula? - Conciencia por la vida
24243
post-template-default,single,single-post,postid-24243,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

¿Piedras en la vesícula?

La bilis se fabrica en el hígado, se almacena en la vesícula biliar y es expulsada hacia el intestino delgado a través de unos conductos llamados conductos biliares. El principal objetivo de la secreción del líquido biliar es participar en la digestión de los alimentos. Llamamos litiasis biliar a la presencia de piedras (cálculos) en la vesícula biliar o en los conductos biliares. La mayoría de las personas que padecen esta enfermedad tienen los cálculos dentro de la vesícula biliar, y así la enfermedad se llama colelitiasis. Los cálculos o piedras son formaciones cristalinas (como pequeñas piedras) constituidas por los diversos componentes de la bilis.

Es una enfermedad muy frecuente en todo el mundo y su aparición aumenta con la edad. En nuestro país aproximadamente el 10% de los hombres y el 15% de las mujeres adultas tienen piedras en la vesícula.

¿Por qué se forman?

Aunque existen diversos orígenes para la formación de las piedras en la vesícula, de manera más habitual éstas se producen por un aumento del colesterol en la bilis, que forma grumos en la vesícula, incrementando su densidad y promoviendo la generación de pequeñas estructuras cristalinas similares a la arena, que posteriormente se condensan, creando cálculos o piedras.

Algunos factores predisponen a la formación de estos cálculos son: alteraciones que producen un mal vaciamiento de la vesícula, obesidad, sexo femenino, edad avanzada, embarazo, algunas enfermedades del hígado, rápida pérdida de peso, dietas ricas en grasas y calorías.

¿Qué síntomas producen?

En la mayoría de los pacientes no originan síntomas. Aunque a veces se atribuyen ciertos síntomas digestivos como nauseas, dolor de estómago y distensión del abdomen. De manera característica las grasas pueden ser un detonante del dolor, que puede llegar a ser tan intenso que origine náuseas y vómito. Es un dolor fuerte, que comienza repentinamente, en la parte alta del abdomen hacia la derecha, y puede reflejarse en el hombro del mismo lado, su duración es de de varias horas de (no minutos), y  no cambia de intensidad,.

Es por esto que es indispensable minimizar los factores de riesgo en los que podemos influir directamente como por ejemplo, mejorando nuestros hábitos alimenticios, de esta manera nuestro consumo de calorías y alimentos ricos en grasas disminuiría, con lo cual también suprimimos el riesgo de obesidad,  sin embargo, en caso de presentar síntomas compatibles con lo descrito anteriormente, es necesario que acudas con tu médico tratante quien determinará las pruebas de diagnóstico y el tratamiento ideal de este padecimiento.