Search
TOP
OTITIS MEDIA AGUDA – Conciencia por la vida
17010
post-template-default,single,single-post,postid-17010,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

OTITIS MEDIA AGUDA

La otitis media aguda (OMA) es una infección bacteriana muy frecuente del tracto respiratorio, es una de las enfermedades con alta prevalencia a nivel mundial principalmente en pacientes en edad pediátrica.

¿Qué es?

Es la inflamación del oído medio de inicio repentino debido a microorganismos que llegan al oído medio provocando una reacción con signos de inflamación aguda, como: sangrado, hinchazón y/o enrojecimiento del tímpano, dolor localizado entre el oído interno y externo; los bebes suelen manifestarlo con irritabilidad, llanto, rechazo del alimento vómito, diarrea o insomnio.

¿Por qué ocurre?

Por la entrada de bacterias a la membrana que separa el canal auditivo externo de la parte más interna, donde se encuentran los huesecillos encargados de transmitir el sonido, causando inflamación del conducto auditivo interno. Se desencadena normalmente por un cuadro respiratorio alto que provoca que el conducto se colonice por gérmenes que alcanzan el oído medio, provocando la enfermedad.

Las principales señales de una otitis son el dolor de oído y la fiebre, en la mayoría de las veces, aunque no siempre están presentes ya que la sensibilidad al dolor es variable de persona a persona.

Existen diversos factores de riesgo implicados en este padecimiento, los principales son:

  • La edad, se presenta en su mayoría durante los primeros años de vida.
  • El desarrollo de otitis medica agua se ve favorecido por la falta de lactancia materna, especialmente en menores de 3 meses de edad.
  • Antecedentes familiares de otitis media aguda.
  • Asistencia a guardería, el contacto con niños enfermos, así como la permanencia en lugares cerrados, aumentan la susceptibilidad para contraer esta enfermedad.
  • Contacto con humo de tabaco o contaminación, estos facilitan padecer todo tipo de infección respiratoria, y no solo en la infancia, sino también en la edad adulta.
  • El clima, en los meses fríos es más fácil contraer otitis media aguda.
  • Padecer un estado de baja de defensas, al no haber protección, con mayor facilidad los gérmenes invaden los tejidos.

Prevención

Y como la mayoría de los padecimientos, la prevención es lo mejor:

  • Se deben evitar cambios bruscos de temperatura, es conveniente ventilar bien la casa, especialmente las habitaciones donde se pasan más horas, como los dormitorios o el salón de clases, con el objetivo de evitar que haya gérmenes que puedan enfermar.
  • La higiene cuidadosa también es clave para prevenir cualquier molestia en el oído, por lo que no se deben usar cotonetes u otro objeto que al ingresarlos al oído puedan contaminarlo o dañarlo.
  • El ambiente libre de humo de tabaco contribuye a evitar lesiones de la mucosa respiratoria, y por lo tanto se disminuye el riesgo de una enfermedad.
  • En el caso de la práctica de la natación en piscinas climatizadas y cubiertas, hay que secarse bien los oídos después del baño y utilizar protectores auditivos mientras se esté en el agua. En el caso de nadar en un ambiente no cerrado, es importante no zambullirse de forma brusca para evitar la entrada de agua en el oído.

Cuándo acudir al médico

Ante la primera señal de otitis, bien puede ser un dolor agudo e intenso acompañado de la sensación de taponamiento y de oír menos, y si el dolor no remite en uno o dos días, en ese momento debe acudirse al médico o con un especialista.