Search
TOP
NEURALGIA DEL TRIGÉMINO – Conciencia por la vida
30625
post-template-default,single,single-post,postid-30625,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

NEURALGIA DEL TRIGÉMINO

La neuralgia del trigémino es una afección extremadamente dolorosa que puede ser difícil de diagnosticar y tratar.

Coloquialmente llamada Tic doloroso, es un trastorno de dolor neuropático (nervioso), al cual se le ha atribuido una mala calidad de vida y el suicidio en casos graves.

El nervio trigémino, es una estructura nerviosa que tenemos en ambos lados del cráneo o cabeza, se le llama trigémino porque da tres ramas que abarcan parte de la cara: la oftálmica, la maxilar y la mandibular.

La neuralgia del nervio trigémino es un dolor de tipo crónico que afecta a la cara, penetrante, intenso, ardoroso, electrocutante, de corta duración, pero recurrente. Por lo general, afecta sólo un lado de la cara, y cualquier vibración en el rostro o estímulo como: hablar, cepillarse los dientes, maquillarse o rasurarse entre otros; puede detonarla. Esta afección puede aparecer y desaparecer por días e incluso meses. Entre más tiempo dure, menores son las posibilidades de que desaparezca.

La neuralgia del trigémino generalmente afecta a apersonas mayores de 50 años, teniendo mayor predilección por el sexo femenino. La causa probable es un vaso sanguíneo que presiona al nervio trigémino, siendo este uno de los nervios más grandes de la cabeza. Algunos tumores también pueden llegar a provocar neuralgia del trigémino, aunque en algunos casos se desconoce la causa real.

Si no se trata, los ataques de dolor podrían empeorar y ocurrir más seguido. El dolor de la neuralgia del trigémino y el temor a un ataque, podrían ser tan severo que el paciente deja de cepillarse los dientes, de comer y de beber entre otras cosas; lo cual puede conllevar a problemas dentales, mala nutrición, pérdida de peso y deshidratación. arrastrando al paciente, a estadios de ansiedad, cansancio y depresión entre otros

El tratamiento puede comprender el uso de fármacos tales como: anticonvulsivos, relajantes musculares, antidepresivos, opioides débiles, procedimientos intervencionistas, apoyo psicológico, entre otros.