Search
TOP
Los Tatuajes – Conciencia por la vida
16102
post-template-default,single,single-post,postid-16102,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Los Tatuajes

En general los tatuajes se han convertido en una forma de expresión muy difundida en los últimos años, se calcula que en países como Estados Unidos, de 3 a 4 personas de cada 10 -de entre 15 a 30 años de edad-, están tatuadas. Esto convierte al tatuaje en una forma de arte moderno con cada vez mayor difusión, y mayor aceptación en diversas partes del mundo.

Desde tiempos remotos la gente se tatuaba, ya sea que lo hicieran para pertenecer a ciertas clases sociales o bien para diferenciar a ciertas personalidades como sacerdotes o militares. Generalmente se hacían con dos palos, uno de ellos con un extremo puntiagudo y mojado en tinta se recargaba en la piel, y el otro, como instrumento para golpearlo al palo recargado en la piel para que causara una micro perforación que depositaba la tinta en capas profundas de la piel. Esto aseguraba que el pigmento y el diseño grabado no se borraran con el tiempo.

Al día de hoy la técnica en esencia sigue siendo la misma, solo que se realizan con utensilios automáticos que realizan el mismo tipo de perforaciones solo que con mucho más precisión y rapidez, y por supuesto con menos dolor.

Sin importar la técnica que se haya utilizado en realizar el tatuaje, siempre habrá de por medio micro heridas en la piel que alojan la tinta, es por ello que su cuidado a través de medidas higiénicas, evitará que los microrganismos proliferen y provoquen una infección que lleve a complicaciones y que además eche a perder el tatuaje.

¿Cuáles son las señales o síntomas de un tatuaje potencialmente infectado?

Las personas con un proceso infeccioso en un tatuaje pueden:

Presentar diversos grados de inflamación, dolor, secreción purulenta y elevación de temperatura en el sitio donde se realizó el tatuaje. A menos que se resuelva esto con medidas pertinentes el proceso continuará hasta que se pierda completamente el pigmento, y al final en lugar de tatuaje, quedará tejido de cicatrización.

¿Qué hacer para prevenir una infección sobre el tatuaje?

Generalmente los cuidados de un tatuaje son simples y basta con mantenerlo hidratado y limpio todo el tiempo evitando el contacto directo con el sol, así como exponerlo a agentes contaminantes o tocarlo con las manos sucias. Después de una técnica de tatuaje suele no ser necesario la administración de medicamentos por vía oral, pero sí es conveniente emplear algún agente local que además de hidratar y mantener una barrera en la piel, evite que haya proliferación de microrganismos que puedan infectar la herida causada por el tatuaje, de esta forma se reduce al máximo el riesgo de una posible infección. Es habitual que la persona que realiza tatuajes sugiera el empleo de algún producto con estas características, lo mejor es usarlo como se recomienda para así lucir nuestro tatuaje tal y como lo habíamos esperado.