Search
TOP
Lactancia Materna – Siegfried Rhein
15031
post-template-default,single,single-post,postid-15031,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Lactancia Materna

La Organización Mundial de la Salud, la UNICEF y el gobierno de México, recomiendan la alimentación con leche materna en forma exclusiva los primeros 6 meses, para después poder iniciar con alimentación complementaria (que es la introducción de alimentos diferentes a la leche materna) y continuar con leche materna hasta que la madre lo decida.

La lactancia materna es una de las estrategias más efectivas para la disminución de la muerte infantil. Proporciona los nutrimentos necesarios para el crecimiento y el desarrollo adecuados, entre muchos otros beneficios tanto para la madre como para el bebé.

Existen varios factores que hacen muy importante a la lactancia materna, como son, la reducción de enfermedades agudas, tales como la gastroenteritis infecciosa que se disminuye en 64%. En el caso de las infecciones respiratorias superiores, si la madre lacta por 6 meses, se reducen un 63% y en las infecciones respiratorias bajas (ej. neumonía) se logra una disminución de 72% con un periodo de lactancia mayor a 4 meses.

Las ventajas de la lactancia también involucran a la mamá con una reducción del cáncer de mama en 28% y cáncer de ovario en 21% con lactancia materna acumulada por un año, entre otros:

A pesar de estos beneficios, en México la prevalencia de lactancia materna exclusiva en menores de 6 meses fue de 14.5% para el 2012., debido a diversos factores que influyen en que la madre no pueda lograr este objetivo. Entre los principales factores encontramos la falta de información sobre la lactancia materna, la falta de confianza en la propia capacidad de amamantar y la técnica de lactancia.

Recomendaciones para una lactancia materna exitosa

  • La madre debe ofrecer ambos senos, alternando el lado que ofrece primero en cada toma para estimular la producción de la leche.
  • Para estimular y extraer la leche del pecho, y para asegurar un buen flujo de leche, el lactante necesita un buen agarre’ para succionar de manera efectiva. Cuando el lactante tiene un buen agarre la lengua no fricciona ni traumatiza la piel del pezón. La succión es cómoda y a menudo placentera para la madre, no siente dolor.
  • El tiempo para lactar se debe situar entre los 15 y los 40 minutos (sin limitar el tiempo de succión) ya que uno de los problemas que se generan cuando se limita el tiempo del niño en cada pecho, sin esperar a que se vacíe de manera correcta, es que el niño ingiere una mayor proporción de lactosa que puede provocar cólicos o trastornos digestivos y una menor cantidad de grasa que hace que no alcance sus requerimientos nutricionales.
  • En el caso del recién nacido (0-1 mes de vida) debe ser alimentado cada 2 a 3 horas, con esto lograremos estimular la producción de leche en la madre y pasado este primer mes la frecuencia entre cada toma será de 4 horas.
  • Después de cada tetada, se levantará al lactante suavemente y se colocará sobre el hombro, dándole palmaditas sobre su espalda para que saque el aire (esta acción previene la aparición de cólicos).
  • A continuación te presentamos una guía con las diferentes posiciones para poder alimentar correctamente a tu bebé:

Por lo tanto, una lactancia materna exitosa se logrará, no solamente conociendo todas las ventajas que ofrece tanto para la salud de la madre como para el crecimiento y desarrollo sano del bebé, sino también gracias a una técnica de lactancia adecuada, con ello la madre logrará superar las dificultades que se puedan presentar al comienzo de la misma.