Search
TOP
¿La Diabetes es Hereditaria? - Conciencia por la vida
27627
post-template-default,single,single-post,postid-27627,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

¿La Diabetes es Hereditaria?

Aunque es posible heredar el riesgo de padecer diabetes, es muy importante entender que el hecho de tener un familiar con diabetes NO es para mí una sentencia de enfermar también.

Generalmente cuando pensamos en que algo es hereditario, nos imaginamos que si mi familia lo padece yo también la voy a tener. Sin embargo, NO en todos los casos es así de simple.

Esto es debido a que algunas enfermedades como la Diabetes para desarrollarse en una persona, requieren que además, estén presentes otros factores como son: la obesidad, la falta de actividad física y una mala alimentación. Y sin la presencia de estos factores, la enfermedad difícilmente llegará a presentarse.

Entonces en realidad lo que heredamos es la predisposición para enfermar de Diabetes. No obstante, debes saber, que los latinos presentamos el riesgo genético de padecer diabetes aun cuando no tengamos un familiar que ya la haya presentado. Es parte de nuestra genética.

De tal manera que en realidad, TODOS tenemos esta mala genética que nos pone en riesgo de desarrollar Diabetes, la clave para evitarlo es llevar un estilo de vida saludable, que incluye una dieta sana baja en azúcares y realizar una actividad física regular.

Pero todo esto no es para que te desanimes, la prevención es la clave y si ya la padeces, un buen control evitará que tengas complicaciones como la ceguera, insuficiencia renal y amputaciones.

Para prevenir que te enfermes es importante acudir a tu médico al menos una vez al año, él te podrá hacer estudios y darte recomendaciones personalizadas para evitar desarrollar esta enfermedad.

Además un nutriologo te puede ayudar a aprender a comer sano, sin olvidar el ejercicio que puede ser bailar, nadar, andar en bici, correr, o lo que tu prefieras, lo importante es que sea al menos 3 veces por semana y al menos 30 minutos.