Search
TOP
Infecciones de Vías Urinarias (IVU) – Siegfried Rhein
15993
post-template-default,single,single-post,postid-15993,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Infecciones de Vías Urinarias (IVU)

Las infecciones de vías urinarias son aquellas que aquejan todo el aparato urinario, desde los riñones, uréteres, vejiga y uretra, siendo estas dos últimas las de mayor frecuencia.

Las mujeres al presentar una uretra más corta, son más propensas a contraer una infección urinaria, la infección suele ser muy dolorosa y molesta y si esta no se trata oportunamente puede extenderse a los riñones y presentar complicaciones.

Por lo general los médicos tratan las infecciones a través de antibióticos, pero si se toman en cuenta algunas medidas preventivas es posible que se reduzcan las posibilidades de desarrollar una infección urinaria.

Las infecciones de las vías urinarias algunas veces pueden pasar desapercibidas, sin embargo cuando no pasan desapercibidas los pacientes refieren una Necesidad constante de orinar, ardor ante la salida del chorro de orina e inclusive dolor en la pelvis especialmente en el centro.

Causas

Las infecciones Urinarias suelen ocurrir cuando las bacterias ingresan a través del conducto llamado uretra por el cual expulsamos la orina y llegan a la vejiga, lugar en donde se almacena la orina, se establecen y crecen en número, de esta manera comienzan a atacar, sobre todo si el medio es propicio para hacerlo.

Si las bacterias se alojan en la uretra, la infección que se produce se denomina Uretritis, mientras que si lo hace en la vejiga se llamará Cistitis, ambas son las Infecciones más comunes.

Factores de riesgo

Las infecciones urinarias son frecuentes en las mujeres, algunas pueden presentar más de una infección durante sus vidas. Entre los factores de riesgo de infección urinaria específicos en las mujeres se encuentran:

  • Anatomía femenina.Ya que las mujeres tienen la uretra más corta que los hombres, lo que disminuye la distancia que las bacterias deben recorrer para alcanzar la vejiga.
  • Actividad sexual.Las mujeres sexualmente activas son susceptibles a tener más infecciones urinarias que las que no lo están.
  • Después de la menopausia, la disminución de hormonas circulantes producen cambios en las vías urinarias que convierten al tejido más vulnerable a la infección.
  • Obstrucciones en las vías urinarias.Los cálculos renales o una próstata agrandada en el caso de los hombres, pueden provocar que la orina quede atrapada en la vejiga y aumentar el riesgo de infecciones urinarias.
  • Procedimiento urinario reciente.La cirugía urinaria, como también un examen de las vías urinarias que comprenda el uso de instrumental médico, puede también aumentar el riesgo de padecer una infección urinaria.

Complicaciones

Cuando las infecciones se tratan de manera rápida y adecuadamente es poco probable que las infecciones se compliquen, pero si una infección de este tipo no es tratada correctamente puede generar complicaciones graves.

Dentro de las complicaciones más frecuentes se encuentran las infecciones recurrentes, es decir que se presenten dos o más infecciones en un periodo de 6 meses, o 4 en más de un año.

Otra de las complicaciones es el daño renal que pueden provocar, debido a una infección renal aguda o crónica que no se trató oportunamente.

Las infecciones de Vías urinarias en mujeres embarazadas son de gran importancia y deben ser tratadas con especial cuidado ya que pueden causar el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso o de manera prematura.

Prevención

Para prevenir infecciones Urinarias son recomendables las siguientes acciones:

  • Beber abundantes líquidos, especialmente agua natural.
  • Adecuada higiene en la zona genitourinaria.
  • De preferencia vaciar la vejiga después de tener relaciones sexuales.
  • Evita utilizar productos femeninos de higiene o de anticoncepción potencialmente irritantes.

Si presentas o has presentado estas referencias es probable que tengas una posible infección urinaria, es recomendable que acudas lo antes posible con médico de confianza, él te brindará el asesoramiento, guía y tratamiento adecuado para el tipo de infección que presentes.

Prevenir es Calidad de vida.