Search
TOP
Infección de vías urinarias (IVU) - Conciencia por la vida
17696
post-template-default,single,single-post,postid-17696,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Infección de vías urinarias (IVU)

Una infección de las vías urinarias es una infección que se produce en cualquier parte del aparato urinario: los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La mayoría de las infecciones ocurren en las vías urinarias inferiores (la vejiga y la uretra).

Las mujeres son más propensas a contraer una infección urinaria que los hombres. La infección que se limita a la vejiga puede ser dolorosa y molesta. Sin embargo, puede tener consecuencias graves si la infección urinaria asciende a los riñones.

Por lo general, los médicos atienden las infecciones de las vías urinarias, pero se pueden tomar medidas para reducir las probabilidades de contraer una infección urinaria.

Cómo ya mencionamos anteriormente, las infecciones en las mujeres son más comunes y muchas tienen más de una infección durante sus vidas. Entre los factores de riesgo para desarrollar una infección urinaria específicamente en  las mujeres se encuentran:

  • Anatomía femenina. Las mujeres tienen la uretra más corta que los hombres, lo que acorta la distancia que las bacterias deben atravesar para alcanzar la vejiga.
  • Actividad sexual. Las mujeres sexualmente activas tienen mayores probabilidades a tener más infecciones urinarias que las que no lo están. Tener una nueva pareja sexual también incrementa el riesgo.
  • Ciertos tipos de anticonceptivos. Las mujeres que usan diafragmas como método anticonceptivo pueden tener un riesgo más elevado, al igual que las mujeres que usan espermicidas.
  • Menopausia.Después de la menopausia, la disminución del estrógeno circulante produce cambios en las vías urinarias que te vuelven más vulnerable a la infección.

Para reducir el riesgo de infección de vías urinarias se pueden adoptar las siguientes medidas:

  • Beber mucho líquido, especialmente agua. Beber agua ayuda a diluir la orina y garantiza que lo hagas con mayor frecuencia, lo que permite expulsar las bacterias de las vías urinarias antes de que pueda comenzar la infección.
  • Bebe jugo de arándano. Si bien la evidencia no es concluyente sobre las propiedades del jugo de arándanos para evitar las infecciones urinarias, probablemente no sea dañino.
  • Limpieza genital desde adelante hacia atrás. Hacerlo de esta forma después de orinar y evacuar los intestinos, ayuda a evitar que las bacterias de la región anal se propaguen a la vagina y la uretra.
  • Orinar poco después de tener relaciones sexuales.
  • Evitar utilizar productos femeninos potencialmente irritantes (como las duchas vaginales y los talcos)
  • Cambiar el método anticonceptivo.Los diafragmas o los preservativos sin lubricante o con espermicida pueden contribuir al crecimiento de bacterias.