Search
TOP
Gastritis, la importancia de un tratamiento oportuno - Conciencia por la vida
21852
post-template-default,single,single-post,postid-21852,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Gastritis, la importancia de un tratamiento oportuno

En alguna época de nuestra vida hemos padecido de un problema de gastritis aguda, asociada a ese dolor desagradable, ardoroso, como una sensación de un hueco en el abdomen, y en la mayoría de los casos ocasionado por un incremento de la acidez en nuestro estómago, desencadenada habitualmente por el consumo de alimentos con abundantes elementos irritantes como el picante, condimentos y el exceso de grasas, sin mencionar al alcohol y bebidas gasificadas con alto contenido de azúcar.

Aunque existen muchos remedios para aliviar los síntomas originados por la gastritis, cuando estos síntomas comienzan a ser recurrentes, no debemos dejarlos pasar por alto aliviando la molestia con cualquiera de estos remedios, cuando las molestias comienzan a estar presentes la mayor parte del tiempo, es momento de consultar a un médico, ya que nuestro cuerpo nos podría estar indicando el comienzo de un problema de mayor relevancia.

Los síntomas recurrentes relacionados con la gastritis podrían ser el inicio de un padecimiento crónico con consecuencias que incluso, podrían llegar a ser fatales. Existe una bacteria que es la causante de la gastritis crónica en la mayoría de la población,  conocida como, Helicobacter pylori, y a diferencia de otras infecciones bacterianas que pueden causar dolor de estómago, náuseas, vómito y diarrea pero que se resuelven con tratamientos antibióticos convencionales, la infección originada por Helicobacter pylori no causa estos síntomas, de hecho podríamos estar infectados por este microorganismo desde hace mucho tiempo sin darnos cuenta, hasta que se presentan los síntomas de gastritis crónica.

Pero… ¿cuáles son esto síntomas? Los síntomas que se acompañan de una infección crónica por Helicobacter Pylori son: Dolor o ardor en el abdomen, este dolor se incrementa cuando el estómago está vacío, es decir, cuando no se han ingerido alimentos, pérdida del apetito, náuseas, eructos frecuentes, adelgazamiento involuntario, incluso, en etapas más avanzadas, puede haber heces con sangre o de color negro, así como vómitos con sangre o de color negro con apariencia de granos de café.

Debido a que la evolución de una infección por Helicobacter Pylori sin atención médica puede derivar en una úlcera gástrica que posteriormente se puede convertir en un tumor maligno del estómago, es indispensable acudir a consulta si notas la presencia de uno o varios síntomas de los descritos anteriormente, el médico te podrá realizar varios estudios, incluso una endoscopia para determinar el origen de los síntomas y en caso de que lo requieras, establecerá un tratamiento específico para la erradicación de este microorganismo.

Entre el 50 y 70% de los mexicanos padece Helicobacter pylori, por esta frecuencia y por la repercusión que puede llegar a tener la falta de atención oportuna, es que este padecimiento cobra especial relevancia en cuanto a la identificación de los síntomas, la atención oportuna y el apego al tratamiento, si has notado que aquellas molestias atribuidas a la gastritis se han agudizado o si comienzas a presentar síntomas que no tenías anteriormente, es momento de acudir con el médico.