Search
TOP
Fluorosis - Conciencia por la vida
25457
post-template-default,single,single-post,postid-25457,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Fluorosis

La fluorosis dental es una anomalía que afecta a la formación del esmalte dental, causada por una excesiva exposición al flúor en la etapa de formación de los dientes. En concentraciones normales, el flúor es muy bueno para la salud de los dientes, ya que aumenta la mineralización del esmalte y protege contra la caries. Pero demasiada cantidad de flúor ocasiona un incremento en la porosidad del esmalte haciendo que los dientes se vuelvan más frágiles, ocasionando lo que conocemos como fluorosis dental.

Manifestaciones de la fluorosis

La fluorosis puede reconocerse por los cambios de color que aparecen en los dientes. Es decir,  se pueden apreciar áreas blancas y opacas en la superficie del esmalte dental, que en algunas ocasiones aparecen acompañadas de pequeñas grietas y estrías en la superficie dental. En los casos más graves de fluorosis, también aparecen unas manchas características de color marrón o pequeños hoyos en la superficie de los dientes, causando una apariencia corroída.

Causas de la fluorosis

La fluorosis es causada por el consumo excesivo del flúor especialmente en la infancia, y durante el periodo de formación de los dientes permanentes,  entre los nueve meses y los tres años de edad. El consumo de flúor después de los ocho años no puede causar fluorosis

¿Cómo puedo prevenir la fluorosis dental?

Para evitar este padecimiento durante la etapa formativa del diente, es recomendable:

  • Usar muy poca cantidad de pasta dental con fluoruro
  • Limitar el cepillado dental a 2 veces por día para los infantes (1 – 3 años)
  • Los niños entre 3 y 6 años deben usar una cantidad un poco más grande de pasta dental con fluoruro, es decir máximo del tamaño de un chícharo
  • Mantenga todos los productos dentales fuera del alcance de niños pequeños para evitar la ingesta accidental
  • Comience las vistas regulares al dentista a partir de un año de edad
  • No usar enjuagues bucales en niños menores a 6 años de edad, a menos que sean indicados por su odontopediatra, de hecho, la Asociación Dental Americana no los recomienda ya que a esta edad muchos niños no tienen plenamente desarrollado el reflejo de tragar y podrían tragarse más de los que escupen
  • El uso de suplementos que contengan flúor será única y exclusivamente si son recetados por el pediatra o el odontólogo

¿Cuál es el tratamiento de la fluorosis?

Lo ideal es siempre acudir con su odontólogo de confianza, por lo general los tratamientos se llevan a cabo en la adolescencia y la edad adulta. Una alternativa son los blanqueamientos dentales, aunque no siempre son la más adecuada, ya que los dientes volverán a mancharse y se tendrá que repetir el tratamiento. Otra solución que muchos odontólogos recomiendan son las carillas dentales o las coronas de porcelana o zirconia que le devuelven la estética a la sonrisa del paciente.