Search
TOP
Fibrilación auricular - Conciencia por la vida
27623
post-template-default,single,single-post,postid-27623,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Fibrilación auricular

¿Qué es la fibrilación auricular?
La fibrilación auricular es considerada una arritmia. Las arritmias son enfermedades en las que el corazón late de manera desordenada, es decir, sin llevar una adecuada secuencia. Existen muchos tipos de arritmias, sin embargo, la fibrilación auricular es la más común de todas, pues afecta hasta el 9% de las personas mayores de 65 años.
El corazón es un órgano hueco compuesto por cuatro compartimentos. Las dos cámaras que están en la parte de arriba del corazón se conocen como aurículas, las cuales se encargan de recibir la sangre que viene desde todo nuestro cuerpo. En situaciones normales, las aurículas acumulan la sangre que reciben y, una vez llenas, la envíen a los ventrículos, que son los compartimentos encargados de bombear la sangre de regreso hacia todos los sistemas del organismo. Para lograr esto, las aurículas deben contraerse o exprimirse de forma armónica y sincronizada. Sin embargo, en la fibrilación auricular las aurículas “tiemblan” en lugar de contraerse debidamente, de modo que la sangre que contienen se estanca y pasa más lentamente hacia a los ventrículos.

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar fibrilación auricular?
La edad avanzada es uno de los factores de riesgo más importantes de la fibrilación auricular. También es común que se presente en personas que sufran de otras enfermedades del corazón, o en padecimientos crónicos como la diabetes, la obesidad, el síndrome metabólico y los problemas de la tiroides. El consumo de alcohol y la presencia de fibrilación auricular en otras personas de la familia también son factores de riesgo que deben contemplarse.

¿Por qué es necesario tratar la fibrilación auricular?
Tal y como en otras enfermedades del corazón, como la hipertensión arterial, la fibrilación auricular suele no presentar síntomas. Sin embargo, en las personas que sí los presentan lo más común es que refieran palpitaciones, fatiga, mareo, debilidad y/o dificultad para respirar.
A pesar de que por los síntomas que genera podría suponerse que la fibrilación auricular no tiene mayor importancia, a largo plazo puede generar problemas severos si no se atiende debidamente. El estancamiento de la sangre que caracteriza a esta enfermedad ocasiona la formación de coágulos dentro de la aurícula, los cuales pueden pasar a la circulación general y generar un infarto en el cerebro. Por este motivo, es muy importante que las personas que tengan factores de riesgo acudan a revisión médica.

¿Qué tratamientos existen para la fibrilación auricular?
Para el tratamiento de la fibrilación auricular es necesario que el ritmo cardíaco se normalice lo más posible y que se prevenga la formación de coágulos. Para normalizar el latido del corazón, pueden utilizarse medicamentos que disminuyen la velocidad de los latidos o los llamados fármacos antiarrítmicos. También, en algunos casos, pueden indicarse diferentes procedimientos. Por otra parte, para evitar la formación de coágulos se utilizan anticoagulantes.