Search
TOP
EL DOLOR AGUDO VS. EL DOLOR CRÓNICO – Conciencia por la vida
27790
post-template-default,single,single-post,postid-27790,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

EL DOLOR AGUDO VS. EL DOLOR CRÓNICO

El dolor lo podemos definir como un tipo de sensación desagradable que se presenta cuando existe un estímulo nocivo y que funciona como mecanismo de defensa avisando al individuo de que algo anómalo está ocurriendo en alguna parte del cuerpo. El dolor se origina por el estímulo dañino, pero siempre se relaciona a la parte emocional de la persona que lo padece, por eso, es válido decir que “Cada quien padece su propio dolor”

Tipos de Dolor:
El dolor es clasificado conforme al tiempo de duración en dolor agudo y crónico, siendo el agudo el que dura poco tiempo y el crónico el que se hace persistente, Independientemente de su intensidad que puede ser leve, moderado o severo. Siendo así, ambos tipos de dolor agudo y crónico puede ser de intensidad leve, moderado o severo

¿Cómo pueden las personas diferenciar entre un tipo de dolor agudo y un crónico?
Aunque el dolor agudo puede ser de diversa intensidad, por lo general, es intenso, se presenta de forma rápida y dura relativamente poco tiempo. Con más frecuencia, es una manifestación de que el cuerpo ha sido lesionado de alguna forma. Este tipo de dolor desaparece tras reponerse de la lesión.
El dolor crónico o persistente puede presentarse rápida o lentamente y puede variar desde leve hasta severo o intenso. A diferencia del dolor agudo, el dolor crónico es persistente o dura por periodos prolongados. Por lo general, el dolor se considera crónico si dura más de 3 meses, y puede perturbar la vida e interrumpir las actividades cotidianas si no se trata adecuadamente.
El dolor crónico no desaparece a menos que se trate su causa inicial, pero generalmente puede aliviarse o mantenerse bajo control, mediante medicamentos que se toman en un horario establecido. Existen algunos tipos de dolor crónico donde la causa probablemente ya no esté presente; sin embargo, la persona que lo padece sigue refiriendo dolor.

¿Cómo prevenir el dolor?
La forma de prevenir el dolor es a través de chequeos periódicos donde el médico tenga la oportunidad de prevenir la aparición de trastornos que se relacionen y originan el dolor, pero en caso de presentar dolor independientemente de la causa se debe acudir al médico, ya que es importante recordar que el dolor siempre es síntoma de alarma y debe ser atendida la causa que lo originó.