Search
TOP
Ansiedad en niveles – Conciencia por la vida
31306
post-template-default,single,single-post,postid-31306,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Ansiedad en niveles

Sé que estamos mal acostumbrados a escuchar la palabra ANSIEDAD, ya que tristemente la asociamos a algo malo, destructivo e inquieto, calificándola como una conducta anormal y patológica en el humano.

La realidad es que existe un nivel de ansiedad que se considera “normal” e incluso útil, debido a que permite mejorar el rendimiento y la actividad en todas las personas. En varios momentos de la vida todos hemos experimentado esa sensación y si no lo crees… pregúntate ¿Cómo se llama a todo ese conjunto de emociones que te pone en “estado de alerta” aunadas a esa sudoración en las manos, palpitaciones y cosquilleo en el estómago que te ocurren durante un examen, trabajo importante o incluso antes de hablar en público? o ¿Qué es esa “fuerza sobrenatural” que nos hace correr más rápido, escalar un muro o brincar de una gran altura cuando estamos en alguna situación de peligro? Todas esas conductas son importantes para la adaptación y defensa humana y son consecuencia de la respuesta ansiosa normal que cada individuo presenta ya que están involucrados varios mecanismos neuronales como la liberación en exceso de adrenalina y noradrenalina; dichas sustancias son las encargadas a su vez, de realizar distintas reacciones en nuestro cuerpo al momento en el que nos sentimos amenazados y nos preparan para huir o atacar.

Si bien es cierto que todos los cuerpos en situaciones de peligro o amenaza van a sentir esa ansiedad, algunas personas perciben estas mismas reacciones exageradas con la gran diferencia de que esto ocurre en su vida normal, en sus situaciones cotidianas y no en situaciones específicas. Es en este momento cuando el miedo o preocupación exagerada que ocurre diariamente ya puede considerarse como un trastorno mental al afectarnos en nuestra vida.

El trastorno de ansiedad generalizada es esta respuesta de preocupación y miedo excesivo que sufre una persona por 6 meses o más y puede afectar en todo su entorno biopsicosocial al traerle problemas no solo mentales, sino sociales con las personas que le rodean como familia o compañeros de trabajo, problemas biológicos propios de la salud como falta de sueño y por ende fatiga crónica, dolor de cabeza, inquietud, irritabilidad e incluso puede afectar a nuestro sistema gastrointestinal presentando reflujo o acidez estomacal.

La frecuencia de pacientes que sufren de este trastorno según varios estudios incrementó considerablemente a causa de la pandemia que se originó en el 2020 llegando a afectar a un 31 a 33% de la población mexicana y afectando de mayor manera a las mujeres.

No olvides que todo padecimiento o enfermedad debe ser diagnosticada y tratada por un profesional de la salud, quien se encargará de utilizar diferentes recursos o test para valorar el grado de trastorno que una persona puede sufrir y con base en los resultados, poder dar un tratamiento individualizado no farmacológico como modificación de hábitos de sueño y alimentación, realizar actividad física diaria, así como comenzar un proceso psicoterapéutico llevado igualmente por un profesional de la salud mental; es probable que dependiendo de la valoración del médico pueda recomendar tratamiento farmacológico para ayudar a disminuir ciertos síntomas encaminados a mejorar la calidad de vida.