Search
TOP
AMIGDALITIS – Conciencia por la vida
27297
post-template-default,single,single-post,postid-27297,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

AMIGDALITIS

¿Qué es la Amigdalitis?
Es la inflamación de las amígdalas por una infección, también se le conoce como Tonsilitis.

¿Qué son las amígdalas?
Las amígdalas se encuentran al fondo de la garganta, una del lado derecho y otra del lado izquierdo, su función es combatir a las bacterias y virus, para defendernos y evitar así una infección.

¿Quiénes pueden padecer amigdalitis?
Todos, desde bebés hasta adultos mayores.

¿Quién la causa?
Tanto bacterias como virus pueden causar amigdalitis, por lo que es importante acudir al médico para que este realice el diagnóstico y te indique el tratamiento idóneo de acuerdo al agente causal del padecimiento.

¿Cómo se siente o se ve?
Por lo general duele la garganta, cuesta trabajo comer o beber, o hay dolor al momento de tragar. Es posible que exista fiebre, las amígdalas al estar inflamadas o irritadas se ponen de color rojo, puede haber recubrimiento amarillo o blanco, inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, mal aliento, cambios en la voz, dolor de cabeza e incluso dolor de estómago.

¿Cómo se trata?
Si la amigdalitis es causada por un virus, los antibióticos no funcionan, alimentarse sanamente, beber líquidos, y reposar te ayudará porque es tu cuerpo quien combatirá la infección por sí solo.
Si la amigdalitis es de origen bacteriano, el médico te recetará antibióticos; y es muy importante concluir el tratamiento y seguir las indicaciones que este te indique, es decir, aunque comiences a sentirte bien en unos días, debes concluir el tratamiento; porque si lo suspendes, la infección podría regresar o complicarse.
En ambos casos, el tratamiento se acompaña con antinflamatorios.

¿Qué pasa si no se trata la amigdalitis?
La inflamación e infección pueden avanzar a otras zonas cercanas a la garganta, y/o complicarse, lo que podría provocar que requiera una intervención quirúrgica.
Recomendaciones
Cuando se tiene dificultad para comer, se pueden ingerir alimentos blandos como gelatinas, sopas, caldos, purés, helados, etc. Se debe beber muchos líquidos y descansar; además de lavarse las manos con frecuencia.

¿Es contagiosa?
Si, al estornudar o toser, es posible que puedas contagiar los virus o las bacterias que causan amigdalitis a otra persona.

¿Se puede prevenir?
Para protegerte de la amigdalitis o prevenir el contagio es importante lavarse las manos con frecuencia; si alguna persona de tu casa o un amigo tiene amigdalitis, procura no compartir los mismos vasos, tazas, cubiertos, cepillo de dientes, etc; y si eres tú quien la tiene, no compartas tus objetos personales, no beses a nadie y cuando ya estés sano compra un nuevo cepillo de dientes.