Search
TOP
Amenaza de Aborto - Conciencia por la vida
18324
post-template-default,single,single-post,postid-18324,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,awake-ver-1.3,,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Amenaza de Aborto

¿Qué es una amenaza de aborto?

Se considera como una situación de alerta que indica que el embarazo está en peligro antes de la semana 20 de gestación. Esta condición se produce en un 30% de los embarazos y con mayor frecuencia en mujeres mayores, sin embargo, su aparición no significa necesariamente, que se vaya a sufrir un aborto. El 50% de los embarazos que estuvieron amenazados de aborto llegan a término. El otro 50% se interrumpe por un aborto espontáneo.

Las causas pueden ser de diverso origen, bien sea por motivo del feto, o de la madre, sin embargo en muchas ocasiones no se llega a conocer exactamente el origen del aborto y puede ser asociado a muchos más factores.

Existen varios síntomas que la mujer puede experimentar y que pueden significar que hay un riesgo de aborto, por eso es importante que sea un médico el que tras la valoración determine si existe el riesgo real. Entre los síntomas más comunes se encuentran el Sangrado Vaginal y los Cólicos Abdominales

El sangrado vaginal puede llegar a ser más o menos abundante e incluso tener coágulos. Aproximadamente la mitad de las mujeres con este sangrado durante el primer trimestre sufre un aborto natural. Principalmente las caídas, y el estrés durante el primer trimestre aumentan el riesgo de amenaza de aborto.

Los cólicos abdominales, son dolores fuertes que se presentan en el vientre y llegan a ser más fuertes que los cólicos menstruales y se pueden acompañar con sangrado vaginal y dolor lumbar.

En los casos de que exista y esté confirmado una amenaza de aborto hay ciertas recomendaciones que puedes seguir, como son, evitar mantener relaciones sexuales, reposo relativo o absoluto, evitar ciertos tipos de alimentos como los embutidos o carnes no procesadas, evitar la toma de medicamentos que no fueron prescritos por el médico, evitar la ingesta de tabaco, alcohol y drogas, evitar contraer infecciones y tomar los medicamentos que tu médico te está prescribiendo.

No olvides que la prevención es la pieza clave para evitar un aborto, si estás embarazada recuerda que debes consultar a tu médico especialista o de cabecera en cualquier momento de sospecha de una amenaza de aborto.